Publicado 20/05/2021 07:08CET

Consiguen buenos resultados con una terapia cognitivo-conductual en línea para los pacientes de eczema atópico

Archivo - Eczema piel
Archivo - Eczema piel - CARE_SMC/FLICKER - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) han evaluado su tratamiento del eczema atópico (EA), con una herramienta a través de Internet (iCBT). El estudio sugiere que los pacientes se sienten mejor después de la iCBT en comparación con un grupo de control que sólo recibió tratamiento tradicional. Los resultados, que se publican en la revista 'JAMA Dermatology', podrían llegar a poner este importante tratamiento a disposición de un amplio grupo de pacientes.

"Hemos llevado a cabo un estudio piloto prometedor, pero aún así nos sorprendió la eficacia de la TCC administrada por Internet contra el eczema atópico --afirma el primer autor del artículo, Erik Hedman-Lagerlof, profesor adjunto del Departamento de Neurociencia Clínica del Karolinska Institutet--. La ICBT requiere mucho menos tiempo de terapia que el formato normal de tratamiento y tiene el potencial de llegar a muchos pacientes que no tienen acceso a un psicólogo".

La compleja enfermedad cutánea del eczema atópico, también conocida como dermatitis atópica, está causada por la interacción de varios genes y factores ambientales. Es una enfermedad común de la piel con un fuerte impacto en la calidad de vida y la salud general de quienes lo padecen.

Se da en el 20% de los niños y del 3 al 10% de los adultos, que sufren periodos de eczema con picor generalmente en las manos, el cuello y la cara.

La enfermedad suele desarrollarse como un círculo vicioso de picor e inflamación crónica de la piel, lo que provoca dificultades para dormir y, a veces, un cambio en el estilo de vida, ya que muchos enfermos evitan las situaciones sociales o la actividad física.

Esto puede provocar un deterioro gradual de la calidad de vida y muchos pacientes con EA viven con un mayor riesgo de depresión, ansiedad, suicidio y enfermedades, como las cardiovasculares y la diabetes.

En la actualidad, el eczema atópico se trata con cremas antiinflamatorias tópicas, tratamiento con luz y, en los casos más graves, con medicación de primera línea en forma de pastillas o inyecciones.

Investigaciones anteriores han demostrado que factores psicológicos como el estrés pueden agravar los síntomas de muchos pacientes. Por tanto, es necesario desarrollar y evaluar posibles tratamientos psicológicos.

Investigadores del Instituto Karolinska y del Hospital Universitario Karolinska han estudiado la TCC por Internet como posible tratamiento del eczema atópico.

En la actualidad hay pocos psicólogos especializados en EA y, con una solución en línea, más personas de este amplio grupo de pacientes podrán acceder a un tratamiento psicológico.

En el estudio participaron 102 adultos de toda Suecia con eczema atópico, que se dividieron aleatoriamente en dos grandes grupos, que recibieron las mismas instrucciones de autocuidado con los medicamentos existentes.

La mitad de los participantes también recibió iCBT con acceso a un terapeuta a través de mensajes escritos en una plataforma de terapia digital durante 12 semanas.

El seguimiento de los resultados se realizó, en primer lugar, con la medición de la gravedad del eczema mediante la Medida de Eczema Orientada al Paciente (POEM), que se realizó cada semana durante todo el periodo de tratamiento. La segunda medida de resultado fue la percepción de los pacientes sobre el picor, el estrés, el insomnio y la depresión.

Los pacientes fueron evaluados con todas las medidas de resultado al inicio del estudio, al final de las 12 semanas de tratamiento y a los 6 y 12 meses posteriores.

Los resultados indican que la iCBT proporciona mejoras claras y duraderas en cuanto a los síntomas de EA, como el estrés percibido, el insomnio y la depresión, a pesar de que el tratamiento requirió muchos menos recursos terapéuticos que el tratamiento psicológico presencial convencional.

"Por lo que sabemos, éste es el primer estudio controlado y aleatorio de la TCC administrada por Internet para el tratamiento del EA --afirma la última autora del trabajo, Maria Bradley, profesora del Departamento de Medicina del Karolinska Institutet (Solna)--. Los resultados muestran que los participantes que se sometieron a la iCBT tenían significativamente menos eczema y picor y se sentían mejor que un grupo de control que recibió instrucciones sobre el cuidado convencional de la EA".

El siguiente paso para los investigadores es estudiar los resultados de la iCBT como autocuidado para pacientes con eczema atópico.