Consejos básicos para trabajar al aire libre durante una ola de calor

Publicado 07/08/2019 15:01:54CET
Ola de calor, hidratación, hidratarse, beber agua
Ola de calor, hidratación, hidratarse, beber aguaGETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / FERENC CEGLEDI

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL) ha insistido en los peligros de trabajar con temperaturas extremas, como los que se registran durante una ola de calor, por lo que han pedido medidas de prevención en todos los sectores.

"Nuestro cuerpo puede soportar temperaturas superiores a 41 grados, aunque solo durante períodos muy reducidos de tiempo. Cuando el termómetro alcanza esta temperatura y el cuerpo excede su temperatura corporal, nuestras funciones vitales empiezan a resentirse", han advertido en un comunicado.

El golpe de calor puede ser la consecuencia más grave derivada de trabajar con altas temperaturas, y se da cuando la temperatura corporal aumenta por encima de los 40,6 grados. Los síntomas también pueden incluir taquicardia, cefalea, náuseas o vómitos, ausencia de sudoración, confusión, agotamiento, respiración rápida, convulsión, piel seca y caliente, o pérdida de conciencia y pupilas dilatadas.

Cuando aparece alguno de estos síntomas, señalan que lo primero es disminuir la temperatura del cuerpo, ya sea colocando a la persona en un lugar más fresco, poniéndole paños de agua fría sobre el cuerpo o darle una ducha. Además, se le puede dar masajes para estimular la circulación y ofrecerle agua para hidratarse. "Si los síntomas no disminuyen y el golpe de calor continúa, de inmediato hay que llevarle a los servicios sanitarios o llamar al 112", han recordado.

"Evitar la exposición directa del sol, sobre todo en las horas centrales del día, hidratarse continuamente, permanecer en lugares secos, usar ropa y calzado adecuados que favorezcan la transpiración, además de descansar y comer adecuadamente, son claves para evitar los golpes de calor", han resumido estos expertos de ASEPAL como consejos para evitar los posibles golpes de calor derivados de trabajar al aire libre con temperaturas asfixiantes.

Por su parte, el responsable de Prevención de la mutua umivale, José Luis Cebrián, asegura que "saber identificar los síntomas, conocer unos primeros auxilios básicos y llamar siempre al 112 puede salvar la vida de una persona". Como consejos fundamentales, recomienda realizar pausas, descansando en lugares frescos y a la sombrea, así como evitar la exposición directa de la piel al sol, utilizando ropa amplia y ligera de tejidos claros.

En este mismo sentido, animan a "no quitarse nunca la ropa por mucho calor que haga, ya que la ropa ancha crea una cámara de aire que ayuda a transpirar". Asimismo, recomienda proteger la cabeza con caso, gorras o sombreros, junto con utilizar cremas de alta protección contra el sol. Por último, apuntan que beber frecuentemente agua o bebidas isotónicas, con un vaso cada cuarto de hora, evitando beber alcohol y cafeína, que deshidratan el cuerpo.

Contador