El Congreso rechaza tramitar la ley de UPN para impulsar el consumo de medicamentos genéricos

Publicado 25/09/2018 23:20:52CET

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha rechazado este martes la proposición de ley de Unión del Pueblo Navarro (UPN) para impulsar el uso de medicamentos genéricos.

La iniciativa ha contado con el voto a favor de Unidos Podemos, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Compromís, Bildu y Foro Asturias, apoyo que no ha sido suficiente debido a los votos en contra de PP y la abstención de PSOE, Ciudadanos, ERC y PNV.

La ley de la formación navarra buscaba establecer que, cuando la prescripción se realice por principio activo el farmacéutico, se dispensara el medicamento de precio más bajo de su agrupación homogénea y, en caso de igualdad de precio, el medicamento genérico.

Una prioridad del genérico ante el de marca en igualdad de precios que también se aplicaría a la potestad del farmacéutico de sustituir el fármaco prescrito a un paciente si éste tiene un precio superior al de su agrupación homogénea, cambiándolo en este caso por otro más barato; o cuando haya problemas de desabastecimiento con el fármaco prescrito y pueda ser sustituido.

De igual modo, establecía que los medicamentos autorizados no se incluyeran en los conjuntos ya existentes en el sistema de precios de referencia, ni que pudieran formar conjuntos nuevos hasta transcurrido un año de su inclusión en el Sistema Nacional de Salud, salvo que sus titulares decidieran voluntariamente rebajar su precio hasta igualar el de referencia.

ABRIR UN DEBATE EN PROFUNDIDAD

"El objetivo es abrir un debate en profundidad sobre la conveniencia y el necesario equilibrio entre los medicamentos de marca y los genéricos en el Sistema Nacional de Salud. Lo que buscamos es garantizar la calidad, seguridad y eficacia de los productos farmacéuticos", explicó el diputado de UPN Íñigo Alli, durante la defensa de la proposición de ley.

Alli también denunció el bajo consumo de genéricos en el país, unas declaraciones que fueron puestas en entredicho por el diputado del PP, Rubén Moreno, quien avisó de que la proposición de ley "excluye" el medicamento de marca y, por tanto, "no beneficia" ni al Sistema Nacional de Salud ni al paciente y, al mismo tiempo, va "en contra" de las normas de la competencia.

"Se puede hacer más por los genéricos, estamos de acuerdo, pero en un paquete más integral y con muchas otras medidas, porque esta no es aceptable", aseveró el diputado 'popular'.

De forma parecida se ha pronunciado el diputado del PNV Joseba Agirretxea, que reconoció que la regulación de los fármacos genéricos es algo "necesario", si bien comentó que la forma en la que se plantea en la ley "no es la mejor manera", ya que el debate de los genéricos requiere también la presencia de todos los sectores implicados en el mismo, incluidos los pacientes, asociaciones científicas, profesionales sanitarios e industria farmacéutica.

La diputada del PSOE en este debate, Miriam Alconchel, mostró también una opinión similar a la del representante vasco. "No nos podemos confirmar con un mero retoque de la materia, sino que tenemos que contar con todos. El texto es poco ambicioso, toca de manera parcial este tema y no cuenta con una correcta valoración del impacto económico y, de hecho, propone modificar el artículo 98, lo que supondría un coste al Sistema Nacional de Salud", argumentó.

Por último, el portavoz de Ciudadanos, Francisco Igea, criticó las diferentes medidas en materia de política farmacéutica llevada a cabo tanto por el PP como el PSOE durante sus etapas al frente del Gobierno central y, aunque no ha mostrado la intención del voto de su grupo parlamentario, ha destacado la necesidad de revisar la política relativa a los medicamentos genéricos, así como la fijación de precios.

Contador