Publicado 04/03/2020 7:41:45 +01:00CET

La comunidad científica se compromete a acabar con el estigma de la obesidad

Man measuring his waist
Man measuring his waist - CREATAS IMAGES - Archivo

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Coincidiendo con el Día Mundial de la Obesidad, más de 100 organizaciones médicas y científicas han comprometido este martes su apoyo a una declaración de consenso que reconozca las narrativas públicas no científicas de la obesidad como una de las principales causas del estigma de peso y pide políticas y leyes fuertes para prevenir la discriminación basada en el peso.

En un artículo publicado en la revista 'Nature Medicine', un equipo de expertos, dirigido por el profesor Francesco Rubino, del King's College de Londres, esboza una declaración conjunta de consenso internacional y una promesa relacionada para erradicar el estigma de peso.

La declaración se desarrolló a través de una conferencia internacional organizada conjuntamente por la Federación Mundial de Obesidad, la Asociación Americana de Diabetes, la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, la Asociación Americana de Cirugía Metabólica y Bariátrica, Diabetes UK, Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad, Federación Internacional para la Cirugía de Obesidad y Trastornos Metabólicos, Obesity Action Coalition, Obesity Canada y The Obesity Society.

La evidencia previa indica que el estigma del peso puede causar daño físico y psicológico, y que las personas afectadas tienen menos probabilidades de buscar y recibir la atención adecuada.

A menudo percibida como vagas, glotonas, carentes de fuerza de voluntad y autodisciplina, las personas con obesidad son vulnerables al estigma y la discriminación en el lugar de trabajo, la educación y la salud.

"El estigma del peso es un problema de salud pública, socava los derechos humanos y sociales y es un gran obstáculo en la lucha contra la epidemia de obesidad", asegura el autor principal, el profesor Francesco Rubino, presidente de cirugía bariátrica y metabólica en el King's College de Londres.

"El objetivo de esta iniciativa era reunir a un amplio grupo de expertos y organizaciones científicas y, por primera vez, hablar con una sola voz para condenar inequívocamente el estigma de peso y exponer las ideas falsas que contribuyen al sesgo de peso", añade.

La declaración advierte de que los proveedores de atención médica son una fuente común de estigma de peso. Por ello, hacen un llamamiento a las instituciones académicas y los organismos profesionales para que incorporen la enseñanza formal sobre las causas, los mecanismos y los tratamientos de la obesidad, incluidas las habilidades y prácticas libres de estigma.

El estigma social se basa en la suposición típicamente no comprobada de que la obesidad deriva principalmente de una falta de autodisciplina y responsabilidad personal.

Tal representación es inconsistente con la evidencia científica actual que demuestra que la regulación del peso corporal no está completamente bajo control volitivo, y que los factores biológicos, genéticos y ambientales contribuyen de manera crítica a la obesidad, recuerdan.

Asimismo, advierten de que la representación mediática de la obesidad es influyente, ya que desempeña un papel importante en la formación de actitudes y creencias públicas sobre las personas con obesidad por lo que piden a los medios que produzcan representaciones justas, científicamente precisas y no estigmatizantes de la obesidad.

Alertan también de que las prácticas y mensajes de salud pública que utilizan enfoques estigmatizantes para promover campañas contra la obesidad son objetivamente perjudiciales, por lo que reclaman a las autoridades de salud pública que pongan fin a tales prácticas y aumenten el rigor científico en las políticas públicas relacionadas con la obesidad.

"El estigma de peso ocurre en casi todos los aspectos de nuestra sociedad, incluido el entorno de atención médica --apunta la coautora profesora Rebecca Puhl, subdirectora del Centro Rudd de Política y Obesidad Alimentaria de la Universidad de Connecticut--. Es fundamental que los esfuerzos para abordar este problema incluyan el apoyo y la acción de la comunidad médica".

"Desafiar y cambiar las creencias generalizadas y arraigadas, las ideas preconcebidas de larga data y la mentalidad prevaleciente requiere una nueva narrativa pública de la obesidad que sea coherente con el conocimiento científico moderno", añade el profesor Rubino.

"La historia nos muestra con ejemplos como la peste, el cólera y el VIH / SIDA que el estigma puede interferir con los esfuerzos de salud pública para controlar las epidemias --prosigue--. Las iniciativas destinadas a combatir el estigma y la exclusión social eran tan importantes como lo son ahora".

Contador