Publicado 29/10/2020 12:19CET

El colesterol sin controlar aumenta el riesgo de ictus e infartos

Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas
Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas - INTERMOUNTAIN HEALTHCARE HEART INSTITUTE - Archivo

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exceso de colesterol sin controlar aumenta el riesgo de ictus e infarto de miocardio en los pacientes de alto y muy alto riesgo cardiovascular, según han advertido los ponentes en el simposio 'Paciente On Target: Nuevos desafíos en el tratamiento Hipolipemiante', incluido en el programa de los encuentros virtuales de la Sociedad Española de Arterioesclerosis (SEA).

"La ausencia de síntomas dificulta la adherencia al tratamiento hipolipemiante a largo plazo. De ahí la trascendencia del médico en explicar al paciente el importante papel que juega la hipercolesterolemia en el desarrollo de futuros problemas cardiovasculares y cómo el tratamiento reduce dicho riesgo", ha comentado el doctor Carlos Lahoz, de la Unidad de Lípidos y Riesgo Vascular del Hospital Carlos III de Madrid.

La falta de adherencia terapéutica es uno de los principales problemas con los que se encuentran estos pacientes. "Un alto porcentaje de pacientes con enfermedad cardiovascular aterotrombótica (ECVA) tienden a relativizar la importancia del colesterol con el tiempo. Existen estudios que han demostrado que entre uno y dos años después del episodio isquémico cerca de la mitad de los pacientes han abandonado el tratamiento de la hipercolesterolemia", ha señalado el doctor Xavier Pintó, jefe de sección y director de la Unidad de Dislipemias y Riesgo Vascular en el Hospital Universitario de Bellvitge.

Según los datos de la encuesta 'EUROASPIRE V', el 70 por ciento de los pacientes de alto y muy alto riesgo cardiovascular no tienen controlado el colesterol. Cifras similares proporciona el Registro de Pacientes de Alto Riesgo Cardiovascular (REPAR): solo el 26 por ciento de los pacientes con enfermedad coronaria habían alcanzado los objetivos de colesterol LDL (c-LDL).

Además, en un estudio realizado por la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) en pacientes con hipercolesterolemia familiar (alto riesgo) seguidos en las Unidades de Lípidos solo el 29 por ciento alcanzaba el objetivo de colesterol-LDL tras un año de seguimiento. Por lo tanto, las cifras son claramente mejorables.

PRIMEROS DATOS DE ÁCIDO BEMPEDOICO PRESENTADOS EN ESPAÑA

Por otra parte, en este simposio se han presentado por primera vez en España datos de ácido bempedoico. Este nuevo tratamiento oral, primero de su clase, de toma única diaria que reduce el colesterol y puede combinarse con otros tratamientos para ayudar a bajar más el colesterol, estará disponible en España en 2021.

"Desde mi punto de vista, ácido bempedoico aporta dos ventajas principales. Una, facilitar que los pacientes con alto riesgo cardiovascular que están en tratamiento con estatinas a la dosis máxima tolerada y no alcanzan el objetivo terapéutico lo consigan mediante la adición de un fármaco seguro y eficaz como el ácido bempedoico. En segundo lugar, en los pacientes intolerantes a estatinas la utilización de un fármaco con un mecanismo de acción diferente y con una buena tolerancia puede conseguir un significativo descenso del colesterol-LDL y por ende del riesgo cardiovascular", ha analizado el doctor Lahoz.

Mientras que el doctor Pintó ha destacado que disminuye por término medio entre un 17 y un 28 por ciento el colesterol de las LDL (c-LDL) y los efectos se mantienen a largo plazo. "Este fármaco ha demostrado su eficacia hipolipemiante, tanto en monoterapia, como asociado a otros fármacos hipolipemiantes y en distintas poblaciones de pacientes. Entre ellos los afectos de hipercolesterolemia familiar, diabetes, intolerancia a las estatinas y con ECVA", ha concluido.

Contador

Para leer más