El CNIO apoya un proyecto que "muestra la física cuántica a través de los ojos del artista"

El CNIO apoya un proyecto que "muestra la física cuántica a través de los ojos d
CNIO
Publicado 19/02/2019 18:12:27CET

Los beneficios se destinarán íntegramente a financiar su investigación en cáncer

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fotógrafo Chema Madoz ha representado la ciencia del físico Ignacio Cirac a través de una colaboración conjunta para CNIO Arte, la iniciativa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) con el apoyo de la Fundación Banco Santander para poner en contacto a científicos y artistas de prestigio internacional.

De la imagen de Madoz se han creado 30 fotograbados numerados y firmados, que se podrán adquirir a través de la galería Trinta, la galería Elvira González y la página web del CNIO. Los beneficios de su venta se destinarán íntegramente a financiar la investigación del cáncer del Centro, a través de la iniciativa de filantropía Amigos del CNIO.

La obra puede verse en el CNIO hasta el 12 de abril. Además, coincidiendo con el mes de las ferias de arte contemporáneo, se presentará en ARCOmadrid el 1 de marzo, y en la feria de arte JUSTMAD, donde, entre el 26 de febrero y el 3 de marzo, se explicará el proyecto en un stand que exhibirá un fotograbado de Madoz y una imagen de Cirac.

Durante la presentación del nuevo proyecto, la directora del CNIO, Maria A. Blasco, ha reivindicado que "el arte es un vehículo maravilloso para contar a la sociedad la importancia de la ciencia". "Ambos trabajos, el de los científicos y el de los artistas, requieren de mucha creatividad y de un gusto por adentrarse en lo desconocido, lo que implica no tener prejuicios y sí una mente muy abierta. Estas cualidades hacen que surjan cosas muy interesantes de la interacción entre ambos", ha detallado.

En el mismo sentido se ha expresado el director del Instituto Max Planck para Óptica Cuántica en Garching (Alemania), Ignacio Cirac. "El arte y el surrealismo pueden inspirar a los científicos como yo, que trabajamos en cosas muy abstractas. Queremos entender un mundo que no vemos, no oímos, no tocamos. Tenemos que abstraernos y hacernos una imagen de lo que hay en ese mundo para poder formular la siguiente pregunta. Eso es lo que siempre hacemos los científicos: más que responder, preguntamos", ha asegurado.

Por su parte, Chema Madoz ha reconocido que "suponía un desafío" hablar de física cuántica o de ideas abstractas a partir de este tipo de objetos. Finalmente, ha elegido el billar. "Como juego puede ser leído desde el punto de vista de la mecánica clásica, la teoría de la relatividad y la mecánica cuántica. Hay lecturas probabilísticas del juego de billar", ha argumentado el crítico de arte Carlos Jiménez sobre la metáfora elegida por el autor.