Actualizado 12/11/2021 08:52 CET

Claves sobre el tinnitus, unos zumbidos en el oído que hoy en día siguen siendo un enigma

Archivo - Tinitus, zumbido oído
Archivo - Tinitus, zumbido oído - ISTOCK/ALEKSEJ SARIFULIN - Archivo

   MADRID, 12 Nov. (EDIZIONES) -

   El tinnitus es un problema de salud frecuente en nuestra sociedad y que puede llegar a mermar seriamente la calidad de vida de quien lo padece. Su calidad puede variar y se describe como un zumbido, pitidos, clicks o pulsaciones, entre otros ruidos, que solo percibe el afectado, no quien está a su alrededor.

   En una entrevista con Infosalus, el doctor Faustino Núñez Batalla del servicio de ORL del Hospital Universitario Central de Asturias, y presidente de la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) nos desvela cuáles son las principales claves sobre esta patología que hoy en día, según confiesa, sigue siendo "un enigma científico y clínico", a pesar de los progresos que se han alcanzado en la moderna audiología.

   También conocido por 'acúfeno, señala que el tinnitus es un síntoma "muy común", y aunque existen muchos pacientes a los que no les origina mucha molestia, otros sí sufren importantes mermas en su calidad de vida. En concreto, recuerda que existen datos que indican que el 2,8% de la población sufre un tinnitus moderadamente molesto, el 1,6% lo sufre de forma grave, y para el 0,5% es tan intenso que le impide llevar una vida normal.

   "La palabra tinnitus deriva del latín "tinnire" (sonar), según prosigue, y se emplea para describir la percepción consciente de una sensación auditiva en ausencia del correspondiente estímulo externo. O lo que es lo mismo, el paciente escucha un sonido que no está producido por nada de alrededor", aclara el otorrinolaringólogo.

   En concreto, señala que el tinnitus suele ser una sensación elemental, comúnmente descrita como 'pitido', 'silbido' o 'chisporroteo', que el sujeto percibe de forma continua, aunque en ocasiones suele ser rítmica o pulsátil. "El tinnitus pulsátil puede estar sincronizado con el latido del corazón, lo que puede orientar hacia un origen vascular, o si es asincrónico deberse a una contracción desordenada de los músculos de oído medio o del paladar", detalla.

   A su vez, el miembro de la SEORL subraya que suele aparecer de forma progresiva, y su intensidad puede variar en función del estrés que sufra la persona. "Es importante consultar al médico especialista en Otorrinolaringología para estudiarlo y paliar en lo posible las molestias que ocasiona", advierte.

4 MILLONES DE ESPAÑOLES AFECTADOS

   En concreto, el doctor Núñez Batalla resalta que padece tinnitus entre un 10 y un 15 % de la población adulta. "Es decir, los acúfenos afectan a cuatro millones de personas en España y a 25 en toda la Unión Europea, y con una prevalencia similar entre hombres y mujeres", agrega.

   Por otro lado, remarca que la incidencia aumenta con la edad, pues resulta más habitual que aparezca a partir de los 45 años, llegando al máximo de incidencia hacia los 70 años. "En la edad infantil se sabe que se experimenta con la misma frecuencia que en la edad adulta; sin embargo, no suelen expresar sufrimiento por percibirlo", agrega el ORL.

SÍNTOMAS Y ORIGEN

   El especialista del Hospital Universitario Central de Asturias precisa en este punto que se define como 'persistente' aquel tinnitus que dura más de 6 meses, al tiempo que remarca que puede ocurrir en uno o ambos lados de la cabeza y ser notado como proveniente de dentro o de fuera de la misma. "Más frecuentemente ocurre en el lado donde coexista con una sordera, en particular en aquellos pacientes que describen una sensación más intensa", aprecia el especialista.

   Por otro lado, según continúa, dice que se califica como 'tinnitus primario' aquel que no tiene una causa clara (idiopático) y que se puede asociar o no con una sordera; mientras que se define como 'tinnitus secundario' aquel que se asocia con una causa subyacente, con una enfermedad orgánica.

   "El tinnitus secundario aparece como un síntoma de un abanico de enfermedades auditivas o no auditivas, que van desde una simple impactación de cerumen en el conducto auditivo, hasta enfermedades del oído medio como la otosclerosis, la disfunción de la trompa de Eustaquio y trastornos del oído interno como la enfermedad de Menière, la hipoacusia por exposición al ruido intenso y las patologías del nervio auditivo. También pueden producirlo enfermedades no auditivas como anomalías vasculares, contracciones anómalas de los músculos del paladar y la hipertensión intracraneal", detalla.

REPERCUSIONES EN LA VIDA DEL PACIENTE

   Preguntado sobre las posibles repercusiones que esta patología pueda tener en la calidad de vida de los pacientes, el presidente de la Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello aclara que los efectos del tinnitus en la calidad de vida del que lo sufre son variados, aunque la mayoría la ven afectada de forma leve. No obstante, apunta que se pueden llegar a experimentar sentimientos de ansiedad, de depresión y, así, afectar de forma importante a la vida cotidiana.

   "La persistencia del tinnitus, junto con la dificultad en la identificación de una causa definida, puede contribuir a crear una importante angustia en la persona, con efectos significativos en su calidad de vida", añade el experto.

   Asimismo, subraya que la falta de sueño, que se experimenta en más de la mitad de los casos, puede reducir la concentración y provocar enfado, frustración y otras alteraciones emocionales.

   "Aquellos pacientes que asocian una ansiedad o una depresión grave han de ser identificados y tratados con prontitud, ya que se ha descrito el suicidio en los casos que coexisten con una patología psiquiátrica. De hecho, las enfermedades psiquiátricas son frecuentes en las personas que sufren tinnitus: la asociación de depresión mayor y tinnitus tiene una frecuencia del 48 al 60%. La gravedad de la depresión y la ansiedad ha sido asociada a la mayor gravedad del tinnitus", resalta el miembro de la SEORL.

¿TIENE CURACIÓN?

   En última instancia, el ORL lamenta que actualmente no existe una cura para el tinnitus primario, aunque se han utilizado e investigado una amplia gama de terapias con el fin de aliviar los síntomas.

   "Estas terapias incluyen la información y el asesoramiento; las terapias auditivas como los audífonos, el implante coclear y formas específicas de terapia sonora; la terapia cognitivo-conductual; fármacos; cambios dietéticos y suplementos alimenticios; acupuntura y la estimulación magnética transcraneal. Algunas de estas terapias no son efectivas o recomendables por los datos obtenidos del estudio de la literatura científica", aprecia el experto.

   Así, subraya que las terapias recomendadas en documentos de consenso por su efectividad son el asesoramiento y la información de los pacientes, la adaptación de audífonos, o incluso los implantes cocleares en los casos que asocian sordera al tinnitus, la terapia cognitivo-conductual y la terapia sonora.

   "Por el contrario, no se encuentra eficacia en la recomendación de tratamientos antidepresivos, anticonvulsivantes o ansiolíticos dirigidos de forma primaria a tratar el tinnitus (sin existir patología psiquiátrica que los precise); los suplementos alimenticios; la acupuntura o la estimulación magnética transcraneal. Para el tinnitus secundario, la terapia ha de dirigirse hacia la identificación y tratamiento de las enfermedades específicas causantes del síntoma", concluye.

Contador