Claves posturales para evitar dolores y patologías de espalda

Publicado 23/09/2019 13:58:40CET
La natación, clave para evitar dolores de espalda y patologías como la escoliosis
La natación, clave para evitar dolores de espalda y patologías como la escoliosis - IME - Archivo

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Practicar deportes que fortalezcan la espalda como la natación, así como los buenos hábitos posturales a la hora de estudiar, de utilizar dispositivos electrónicos como el móvil o el correcto posicionamiento de la espalda a la hora de sentarse o cargar peso, son claves para mitigar problemas musculares o de espalda en el futuro tales como escoliosis, fatiga muscular y dolor de cuello, entre otros, según el traumatólogo de los Hospitales Vithas Rey Don Jaime de Castellón y Virgen del Consuelo de Valencia, el doctor Nebot.

"El deporte fortalece la musculatura de la espalda, además de proporcionar una saludable forma física y psíquica", ha afirmado el doctor. Además, "con la práctica deportiva, la espalda se hace más potente, resistente y elástica", ha añadido. El especialista, así, recomienda un deporte "completo" como la natación, ya que "se trata de una actividad sin apenas impacto sobre nuestro cuerpo, lo que reduce el número de lesiones".

Ha señalado también que "al contrario de lo que se piensa, los problemas y dolores de espalda no son solo producto de grandes esfuerzos, sino que pueden ser provocados por la adopción de malas posturas y movimientos incorrectos". Asimismo, destaca que "algunas normas de higiene postural, como por ejemplo sentarse lo más atrás posible en la silla, con la espalda recta y apoyando los codos en la mesa son clave para evitar nuevas patologías".

También es importante la elección correcta de las mochilas escolares, clave para evitar contracturas, alteraciones posturales, e incluso patologías como la escoliosis. Según la Asociación de Pediatría y la Asociación Española de Productos para la Infancia, el peso de la mochila no debería superar el 15 por ciento del peso corporal del niño.

Por ello, según el especialista, "lo ideal es llevar en la mochila solo lo que se necesita diariamente el niño, poco peso, que no sobrepase el 10 por ciento del peso corporal del niño, y que se pueda graduar según la talla de éste", y añade que la mochila "hay que colgarla con las dos asas a los hombros, en la zona dorsal, llegando hasta las lumbares, pero nunca colgando por debajo de estos segmentos de la columna vertebral, es decir, que la parte inferior no esté debajo de la cintura y la superior sobre el cuello". Asimismo, recomienda que "el soporte lumbar de la mochila sea acolchado".

También destaca la importancia de enseñar al niño a levantar bien la mochila, "doblando las rodillas y haciendo fuerza con las piernas en el momento de colocar la mochila a la espalda", concluye el doctor Nebot.