Actualizado 02/12/2011 15:40 CET

La cirugía endovascular permite acceder a arterias de 0,5 milímetros de diámetro

Cirugia Endovascular
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Capítulo de Cirugía Endovascular de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEAVC), Carlos Vaquero, asegura que el desarrollo de nuevas técnicas endovasculares permiten que mediante cirugía se pueda acceder a arterias de 0,5 milímetros de diámetro.

De este modo, y según ha asegurado en el marco de la celebración del II Simposium Internacional de Cirugía Endovascular, celebrado en Madrid, se consigue llegar a zonas a las que antes era "imposible devolver el riesgo sanguíneo".

No obstante, el experto ha precisado que "por ahora estos diámetros se alcanzan sólo en determinados casos", ya que los hospitales españoles trabajan de manera habitual con arterias de diámetros de 2 milímetros, por las que se introducen guías por las que después se canaliza balones y 'stents' de 1 y 1,5 milímetros de grosor.

Esto permite el manejo de isquemias (falta de riego sanguíneo) en áreas distales (especialmente, en los pies), donde los vasos sanguíneos son de un calibre muy estrecho y "no se puede actuar con las técnicas quirúrgicas habituales", explica Vaquero.

Además, la ventaja para los pacientes es evidente ya que "al tratarlos, ya sólo es necesario una leve punción en la arteria femoral, a la altura de la ingle, por la que se canalizan las guías y balones, todo ello, guiado por técnicas de imagen".

Por otro lado, en este encuentro también han debatido sobre las principales herramientas de repermeabilización de las arterias ocluidas, como "el empleo de balones que se van introduciendo lentamente, a la vez que se apartan los materiales que la obstruyen y se van dilatando dichas arterias".

En algunos casos, para asegurar que exista una luz mínima en el vaso sanguíneo, los expertos utilizan mallas metálicas (stents) "de muy pequeño calibre" que "mantienen el paso de sangre".