Ciertos contaminantes ambientales pueden contribuir a mala salud renal

Contaminantes, mujer
GETTY IMAGES / OLASER
Publicado 14/09/2018 8:17:31CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ciertos contaminantes ambientales altamente penetrantes pueden tener una variedad de efectos negativos en la salud renal, según un análisis de todos los estudios relevantes publicados sobre este tema hasta la fecha. Los hallazgos, que se detallan en un próximo número 'Clinical Journal of the American Society of Nephrology (CJASN)', señalan la necesidad de investigación adicional para aclarar y abordar estos efectos.

Las sustancias per- y polifluoroalquilo (PFAS) son un gran grupo de compuestos no biodegradables fabricados utilizados en procesos industriales y productos de consumo, y están en todas partes en el medio ambiente. Los seres humanos están expuestos al PFAS a través de tierra, alimentos, agua, suelo y aire contaminados. Recientemente, se han detectado en bases militares, donde se usan en espumas acuosas contra incendios, así como en suministros de agua públicos a partir de contaminación industrial y en productos agrícolas y cultivos.

Para investigar si la exposición al PFAS puede estar afectando la salud renal, John Stanifer, de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, y sus colegas buscaron en la literatura médica los estudios pertinentes. "Los riñones son órganos muy sensibles, particularmente cuando se trata de toxinas ambientales que pueden entrar en nuestro torrente sanguíneo. Debido a que muchas personas están ahora expuestas a estos químicos PFAS, y a los agentes PFAS alternativos más nuevos y producidos como GenX, es fundamental comprender si estos productos químicos pueden estar contribuyendo a la enfermedad renal y cómo", dice.

En los 74 estudios identificados, hubo muchos resultados adversos relacionados con la exposición al PFAS, que incluyen peor función renal, trastornos en los túbulos proximales (la estructura de reabsorción del riñón) y vías metabólicas desreguladas vinculadas a la enfermedad renal. También fue particularmente preocupante que los niños estén expuestos a estos químicos en mayor medida que los adultos.

"Al buscar todos los estudios conocidos publicados sobre el tema, llegamos a la conclusión de que existen varias formas posibles en que estos productos químicos pueden causar daño renal --afirma Stanifer--. Además, descubrimos que ya ha habido múltiples informes que sugieren que estos productos químicos están asociados con peores resultados renales".