Publicado 28/04/2021 16:42CET

Científicos identifican un mecanismo específico de una proteína de la coagulación de la sangre

Archivo - Coágulos de sangre, trombo
Archivo - Coágulos de sangre, trombo - LIBRE DE DROIT/ISTOCK - Archivo

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Leigh (Estados Unidos) han identificado por primera vez el mecanismo específico del Factor von Willebrand (FvW), una proteína esencial para la coagulación de la sangre que le permite unirse a las plaquetas e iniciar la coagulación.

En condiciones circulatorias normales y saludables, el FvW se mantiene aislado. Esta gran y misteriosa glicoproteína se desplaza por la sangre, bien agrupada, sin exponer sus puntos de reacción. Pero cuando se produce una hemorragia importante, entra en acción, iniciando el proceso de coagulación.

Cuando funciona correctamente, el FvW ayuda a detener las hemorragias y salva vidas. Sin embargo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), entre 60.000 y 100.000 estadounidenses mueren cada año por trombosis, un trastorno caracterizado por un exceso de coagulación. Los coágulos sanguíneos pueden desencadenar un derrame cerebral o un ataque al corazón.

X. Frank Zhang, líder de este estudio, explica que solo hay un fármaco aprobado para dirigirse al FvW y tratar la trombosis, o los trastornos por exceso de coagulación de la sangre, el caplacizumab. Actúa uniéndose al FvW y bloqueando su unión a las plaquetas. Sin embargo, nadie ha entendido el mecanismo específico que hay detrás de cómo lo consigue.

Hasta ahora, por primera vez, estos científicos han identificado el elemento estructural específico del FvW que le permite unirse a las plaquetas e iniciar la coagulación. El equipo afirma que la unidad específica, que denominan módulo autoinhibitorio discontinuo o AIM, es un lugar privilegiado para el desarrollo de nuevos fármacos.

"El módulo AIM permite que la molécula de FvW permanezca no reactiva en la sangre circulante normal, y activa el FvW instantáneamente al sangrar. En nuestra investigación, identificamos que el caplacizumab actúa uniendo la región AIM del FvW y mejorando el umbral de fuerza para eliminar mecánicamente las estructuras autoinhibidoras del FvW, lo que abre una nueva vía para el desarrollo de fármacos antitrombóticos dirigidos a las estructuras AIM", detalla Zhang, cuyo trabajo se ha publicado en la revista científica 'Nature'.

Una característica esencial del FvW es que permanece no reactivo hacia las plaquetas la mayor parte del tiempo en circulación. Sin embargo, en los puntos de sangrado, el FvW puede activarse casi instantáneamente para lograr la adhesión de las plaquetas y la formación de coágulos. En esta investigación, el equipo identificó un elemento estructural, AIM, situado alrededor de la porción del FvW, denominada dominio A1, que es responsable de la unión de las plaquetas.

"En la sangre circulante normal, el AIM envuelve al A1 e impide que éste interactúe con las plaquetas. Sin embargo, en el lugar de unión, el cambio en el patrón de flujo sanguíneo provoca una fuerza hidrodinámica suficiente para estirar el AIM y alejarlo del A1, lo que permite que éste agarre las plaquetas al lugar de la hemorragia", explica Zhang.

Contador