Publicado 21/04/2020 16:50:47 +02:00CET

Científicos exploran el uso de terapias CAR-T contra el Covid-19

April 20, 2020 - New York, NY USA: A Bellevue Hospital staff nurse receives a personal protective package (PPE) on Monday, April 20, 2020 in New York City.
April 20, 2020 - New York, NY USA: A Bellevue Hospital staff nurse receives a personal protective package (PPE) on Monday, April 20, 2020 in New York City. - Louis Lanzano

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

La ingeniería de receptores específicos para virus en las células inmunes de los pacientes está siendo explorada por científicos de la Escuela de Medicina de Duke-NUS (Estados Unidos) como una terapia potencial para controlar enfermedades infecciosas, incluyendo el virus causante del Covid-19, el SARS-CoV-2.

Esta terapia, que ha revolucionado el tratamiento de los pacientes con cáncer, también se ha utilizado en el tratamiento de otras enfermedades infecciosas como el virus de la Hepatitis B (VHB), tal como explican los investigadores en la revista científica 'Journal of Experimental Medicine'.

Esta terapia consiste en extraer células inmunes, llamadas linfocitos T, del torrente sanguíneo de un paciente e ingeniar uno de los dos tipos de receptores en ellas: los receptores de antígenos quiméricos (CAR) o los receptores de células T (TCR). Los TCR se encuentran de forma natural en las superficies de los linfocitos T, mientras que los CAR son receptores artificiales de células T que se generan en el laboratorio. Estos receptores permiten que los linfocitos T manipulados reconozcan las células cancerosas o infectadas por virus.

"Esta terapia se utiliza clásicamente en el tratamiento del cáncer, donde los linfocitos de los pacientes son redirigidos para encontrar y matar las células cancerosas. Sin embargo, no se ha explorado su potencial contra enfermedades infecciosas y virus específicos. Sostenemos que algunas infecciones, como el VIH y el VHB, pueden ser un blanco perfecto para esta terapia, especialmente si los linfocitos se diseñan utilizando un enfoque que los mantenga activos durante un período limitado de tiempo para minimizar los posibles efectos secundarios", explica el líder del trabajo, Anthony Tanoto Tan.

Este tipo de inmunoterapia requiere personal y equipo especializado, y debe ser administrada indefinidamente. Esto hace que su coste sea prohibitivo para el tratamiento de la mayoría de los tipos de infecciones virales. Sin embargo, en el caso de las infecciones por VHB, por ejemplo, los tratamientos antivirales actuales sólo suprimen la replicación viral y curan a menos del 5 por ciento de los pacientes.

Tratar a estos pacientes con una combinación de antivirales y células T CAR podría ser una opción viable. El enfoque del equipo que utiliza la electroporación de ARNm para diseñar las células T CAR limita su actividad funcional a un corto período de tiempo, y por lo tanto proporciona características de seguridad mejoradas adecuadas para su despliegue en pacientes con enfermedades virales crónicas.

"Demostramos que las células T pueden ser redirigidas para atacar al coronavirus responsable del SARS. Nuestro equipo ha comenzado ahora a explorar el potencial de la inmunoterapia de células T CAR/TCR para controlar el virus causante del Covid-19, el SARS-CoV-2, y proteger a los pacientes de sus efectos sintomáticos", comenta otro de los autores, Antonio Bertoletti.