Científicos españoles relacionan la hormona GLP-1 con la resistencia a la insulina en pacientes obesos

Actualizado 04/01/2012 13:11:50 CET
Grupo Tinahones
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn) han descubierto que existe una correlación entre los niveles de receptor de la hormona digestiva GLP-1 y la resistencia a la insulina en pacientes obesos. El estudio ha sido publicado en la revista 'Endocrinology'.

El principal objetivo del estudio fue verificar la presencia del receptor de esta hormona en el tejido adiposo humano y correlacionar la expresión de los niveles del mismo con el grado de resistencia a la insulina.

Con este fin, el grupo estudió a 95 pacientes clasificados en 22 personas con obesidad mórbida a punto de ser sometidos a una cirugía bariátrica, que fueron divididos, a su vez, en sujetos con un alto grado de resistencia a la insulina o uno bajo. Después de ser intervenidos, fueron sometidos a un seguimiento que duró seis meses.

Por otro lado, el otro grupo estaba compuesto por 73 personas sanas de edad avanzada con pesos diferentes y con un bajo grado de resistencia a la insulina.

La investigación demostró que los pacientes con obesidad mórbida y un alto grado de resistencia a la insulina mostraban un claro incremento del GLP-1R, sobre todo en los depósitos de grasa visceral.

El comportamiento de este receptor fue diferente en función del tipo de depósito de grasa analizado. Así, en la grasa subcutánea se observó un aumento sustancial en obesos mórbidos en comparación con los obesos no mórbidos y en la visceral --principal componente relacionado con resistencia a la insulina-- las diferencias eran más evidentes.

"La resistencia a la insulina quizá sea consecuencia del aumento del tejido adiposo visceral, y a su vez, la grasa visceral puede tener un perfil genético diferente", ha precisado Tinahones.

"Una mejor comprensión de cómo el receptor de la GLP-1 mejora la sensibilidad a la insulina en los depósitos de grasa visceral de los sujetos obesos podría proporcionar información adicional sobre la patogenia de esta enfermedad", ha concluido.