Actualizado 16/05/2013 21:04

Científicos españoles avanzan en una nueva terapia celular contra la enfermedad de Parkinson

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han identificado dos clones homogéneos de células madre inmortalizadas que podrían ser claves para avanzar hacia una nueva terapia celular contra la enfermedad de Parkinson.

A lo largo de distintos trabajos el equipo ha logrado generar y caracterizar una línea de células madre inmortalizadas derivada del mesencéfalo ventral fetal humano (hVM), una región del cerebro que da lugar a las neuronas dopaminérgicas, que son las neuronas que se pierden en la enfermedad de Parkinson, causando los síntomas motores de la enfermedad.

Los investigadores han utilizado ya la línea de células madre hVM1 en estudios iniciales de terapia celular, con el objetivo de lograr reemplazar las neuronas dopaminérgicas que se pierden causando los síntomas motores de esta enfermedad neurodegenerativa.

"Los estudios nos han permitido obtener resultados preliminares lo suficientemente sólidos como para asegurar que la terapia de reemplazo celular es posible. Sin embargo, todavía es necesario estudiar más en detalle las propiedades de los tipos celulares a trasplantar", afirma Tania Ramos, investigadora del CBMSO y primera firmante del más reciente de estos estudios.

En este último trabajo, publicado en 'PLoS ONE', analizaron en detalle nueve clones homogéneos de células hVM1 para ser utilizados durante un largo plazo en investigaciones sobre terapias celulares en la enfermedad de Parkinson.

Como resultado, los investigadores lograron identificar dos clones que cumplen los requisitos necesarios para su uso en este tipo de terapias, por ahora únicamente probadas en modelos animales.

Según los resultados del trabajo, la homogeneidad y la clonalidad permitiría el trasplante de células madre con propiedades controladas, lo que debería ayudar en el diseño de experimentos in vivo en el largo plazo.

Los clones de células madre a utilizar en terapias de enfermedad de Parkinson deben tener ciertos requisitos, entre otros ser capaces de mantener el potencial de generación de neuronas dopaminérgicas en el tiempo, poder salir del ciclo celular tras su trasplante en modelos animales (parada de la división celular) y contar con la capacidad de diferenciar y madurar hacia neuronas dopaminérgicas.

Estos requisitos los cumplen los dos clones celulares identificados recientemente por los investigadores del CBMSO, lo que los convierte en células idóneas para continuar estudiando el potencial de terapias de reemplazo celular en enfermedades neurodegenerativas y, en general, del sistema nervioso.