Publicado 11/07/2022 15:04

Científicos desarrollan una nueva terapia con un termogel que previene la cicatrización de la retina

Archivo - Ojo, retina
Archivo - Ojo, retina - ALEXANDERFORD/ISTOCK - Archivo

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Científicos de Singapur han desarrollado un termogel biofuncional, un tipo de polímero sintético, para prevenir las cicatrices de la retina causadas por el fracaso de la cirugía de reparación del desprendimiento de retina.

La vitreorretinopatía proliferativa (RVP) se produce cuando la cicatrización de la retina impide que ésta se cure y vuelva a su sitio, y es la causa de más del 75 por ciento de las cirugías de desprendimiento de retina fallidas, pudiendo provocar la pérdida de visión o la ceguera si no se repara.

Las opciones actuales de tratamiento de la RVP se limitan a la extirpación quirúrgica de estas membranas cicatrizantes, con una recuperación visual limitada. Este trabajo pone de manifiesto el potencial del uso de polímeros sintéticos por sí solos para modular el comportamiento celular y, por primera vez, ofrece una novedosa terapia basada en un termogel para prevenir las cicatrices en la retina.

En su trabajo, publicado en la revista científica 'Nature', el equipo de investigación ha demostrado que este termogel biofuncional por sí solo es capaz de prevenir la cicatrización de la retina en un modelo preclínico que imita la enfermedad humana.

Utilizando células de la retina, el equipo observó que el termogel impedía el desarrollo de las membranas cicatrizales al modular comportamientos celulares como la proliferación y la migración. Mediante un análisis transcriptómico de todo el genoma para perfilar la expresión génica celular, revelaron que el termogel activaba una proteína llamada factor nuclear eritroide 2 (NRF2), para poner en marcha una serie de reacciones químicas que impiden la formación de cicatrices.

"Nuestro estudio ofrece una visión de cómo los polímeros sintéticos ya no funcionan simplemente como portadores de fármacos inertes. Desafía la creencia convencional de que siempre es necesario el uso de un fármaco de molécula pequeña para lograr un efecto terapéutico. Más allá de la oftalmología, esta biofuncionalidad única del termogel también puede aplicarse a otras enfermedades, como la ortopedia, donde las cicatrices articulares intraarticulares pueden ser un problema", ha comentado el doctor Su Xinyi, investigador principal del trabajo.

Sobre la base de este trabajo, el equipo continuará probando la seguridad y la eficacia de este polímero para la reparación del desprendimiento de retina y la prevención de la RVP utilizando otros modelos preclínicos de la enfermedad.

Contador