Publicado 27/07/2020 10:48:36 +02:00CET

Científicos del CSIC trabajan para encontrar una vacuna contra el Covid-19 y potenciar el tejido empresarial español

El grupo investigador liderado por el virólogo Mariano Esteban.
El grupo investigador liderado por el virólogo Mariano Esteban. - FUNDACIÓN 'LA CAIXA'

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El virólogo Mariano Esteban lidera un grupo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que está trabajando en una vacuna contra el Covid-19 mientras apuesta por potenciar el tejido empresarial español en este sector.

El proyecto de este grupo está basado en una variante de la vacuna de la viruela, "la única enfermedad que ha sido erradicada de este planeta", según ha explicado Esteban en declaraciones a Europa Press.

Esta es una de las seis iniciativas seleccionadas por Fundación "la Caixa" en la convocatoria exprés del programa CaixaImpulse, puesta en marcha a finales de marzo ante la emergencia sanitaria causada por la pandemia del Covid-19.

La Fundación "la Caixa" ha destinado 1,8 millones de euros a proyectos que pretenden hallar nuevas vías para hacer frente a la actual pandemia, entre los cuales el de Esteban ha recibido 300.000 euros.

Este investigador ha destacado la "alta seguridad" y la "alta eficacia" de dicha vacuna, que "tiene una capacidad inmunogénica muy elevada, ya que confiere inmunidad de por vida prácticamente".

En cuanto a su candidato vacunal, una variante de la vacuna de la viruela, que contiene una proteína de la superficie del SARS-CoV-2, la proteína S, Esteban ha indicado que ya han demostrado en ratones que confiere "una muy buena inmunogenicidad".

A este respecto, ha explicado que produce la activación de "las dos ramas fundamentales en el sistema inmunológico", las células B, que son las que producen anticuerpos, y los linfocitos T, que "reconocen la célula infectada, se unen a ella y la destruyen".

Ahora lo van a probar en "ratones humanizados" susceptibles a la infección por coronavirus para determinar su eficacia, con la previsión de concluir estos experimentos después del verano.

Esteban estima que a finales de año se podrían hacer los primeros ensayos clínicos con un grupo reducido de voluntarios, lo que supondría iniciar la fase I del desarrollo de la vacuna.

La patente ya ha sido transferida a una empresa gallega, CZ Vaccines, para que produzca la vacuna y poder iniciar los ensayos clínicos.

Esteban ha subrayado la importancia de que España desarrolle un tejido empresarial con capacidad de producir vacunas de uso en humanos, que actualmente es muy reducido.

"Queremos también fortalecer a la empresa española para que tenga capacidad de producción de vacunas y que no dependamos al cien por cien del exterior, y que nos pongan en la lista de espera", ha manifestado.

De hecho, pese a que había una empresa alemana con gran capacidad de producción de vacunas "muy interesada" en este prototipo, Esteban consideró que se debería "hacer el esfuerzo" en España.

Tras señalar que su grupo ha contribuido a montar firmas fuera de España, como otra alemana que ahora es una "potencia", ha aseverado que los investigadores pueden ayudar en el desarrollo de la empresas.

"La industria española debe acometer ese objetivo y no quedarnos en pañales, esperar a que otros hagan por nosotros lo que no hacemos y tener que esperar a que nos entreguen vacunas o fármacos que los podíamos haber desarrollado nosotros", ha aseverado.

Por otro lado, este grupo del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC también está desarrollando una estrategia para evitar que las mutaciones del virus puedan conferir resistencia a las vacunas

Esta parte del proyecto, que se encuentra en fase de experimentación con ratones, se centra en diseñar y validar nuevos compuestos con actividad inmunógena dirigidos a regiones conservadas, menos susceptibles a la mutación, de la estructura del SARS-CoV-2.

El grupo liderado por Esteban lleva años trabajando en enfermedades emergentes como el VIH, ha desarrollado vacunas frente a otros virus como el ébola, el zika o el chikungunya y desde que el pasado 12 de enero China hizo pública la secuencia genética del SARS-CoV-2 trabaja en el virus causante del Covid-19.

Contador