Científicos brasileños detectan una molécula capaz de reducir la agresividad del cáncer pediátrico

Publicado 08/11/2019 14:45:57CET
Un inhibidor de microARN identificado por investigadores del Centro de Investigación de Genoma Humano y Células Madre, apoyado por FAPESP, redujo el tamaño de los tumores agresivos y mejoró la supervivencia en ratones.
Un inhibidor de microARN identificado por investigadores del Centro de Investigación de Genoma Humano y Células Madre, apoyado por FAPESP, redujo el tamaño de los tumores agresivos y mejoró la supervivencia en ratones. - LABORATORIO DE GENÓMICA TRASLACIONAL, IB-USP

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

Científicos afiliados al Centro de Investigación de Genoma Humano y Células Madre (HUG-CELL) de la Universidad de São Paulo (Brasil) han identificado una molécula capaz de reducir la agresividad de los tumores embrionarios del sistema nervioso central, los cuales comienzan en las células fetales del cerebro y afectan principalmente a niños de hasta cuatro años.

El enfoque propuesto por el grupo puede clasificarse como un tipo de terapia basada en microARN, una pequeña molécula de ARN que no codifica proteínas pero que juega un papel regulador en el genoma. Concretamente, en este estudio, publicado en la revista 'Molecular Oncology', los investigadores utilizaron una versión sintética de un inhibidor de microRNA-367 (miR-367) con actividad antitumoral.

De esta forma, han logrado demostrar, en un modelo animal, que el tratamiento con un inhibidor de microARN atenúa las propiedades de las células madre tumorales y prolonga la supervivencia. Investigaciones previas ya han demostrado que OCT4A, uno de los genes que codifican los factores de pluripotencia, se sobreexpresa en meduloblastomas agresivos lo que provoca un pronóstico desfavorable.

Durante el estudio actual, los expertos detectaron la expresión de miR-367, un gen que promueve rasgos similares a los del tallo en las células tumorales, en paralelo con la sobreexpresión de OCT4A. Posteriormente, probaron un inhibidor sintético específico de miR-367 que contiene pequeñas alteraciones químicas que lo hacen más estable en las células.

Después de inducir la formación de tumores del sistema nervioso central en ratones usando tres cepas diferentes de células tumorales, los investigadores inyectaron el inhibidor miR-367 en el ventrículo lateral derecho del cerebro, una vía hacia el líquido cefalorraquídeo que rodea al cerebro y la médula espinal. A partir de ahí, el inhibidor de miR-367 pudo acceder a las células tumorales.

Así, los expertos comprobaron que el tamaño del tumor se redujo considerablemente y la supervivencia mejoró en todos los grupos de ratones. De hecho, los resultados confirmaron lo que se había observado previamente en cultivos celulares. "Cuando miR-367 se inhibe en las células cancerosas, deja de regular varias proteínas. Esta alteración molecular finalmente afecta a las propiedades de estas células, lo que resulta en una atenuación de la agresividad del tumor", han explicado los investigadores.

A su juicio, en las personas la molécula sintética sola puede ser capaz de contener al menos el desarrollo de estos tumores y mejorar la supervivencia. Aun así, están probando combinaciones de la molécula con medicamentos utilizados actualmente para tratar los tumores, y averiguar si los enfoques podrían combinarse usando dosis más bajas de medicamentos de quimioterapia.

Sin embargo, antes de que se puedan realizar ensayos clínicos, serán necesarios estudios de farmacología y toxicidad, al igual que pruebas farmacocinéticas para mostrar cómo se metaboliza la molécula y cuánto tiempo permanece en el organismo (su vida media).

Contador

Para leer más