China.- Cierran la planta de fundición de Shaanxi cuyos residuos podrían haber envenenado a 300 niños

Actualizado 12/08/2009 14:59:37 CET

PEKÍN, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades chinas anunciaron hoy el cierre de una planta de fundición de la provincia de Shaanxi, en el centro del país, sospechosa de haber vertido los residuos que causaron intoxicación por plomo al menos a 300 niños, según informó la agencia de noticias oficial china, Xinhua.

Las autoridades encargadas de la protección del medioambiente tomaron ayer muestras de aguas subterráneas, tierra, aire y aguas residuales en 28 puntos de vigilancia cerca de la planta de la empresa Dongling Lead and Zinc Smelting, en el condado de Fengxiang, indicó el vicegobernador del condado, He Hongnian.

He precisó que la oficina de protección del medioambiente de Baoji ordenó el cierre de las instalaciones el pasado 6 de agosto, unas dos semanas después de que saliese a la luz el primer caso de envenenamiento por plomo, correspondiente a una niña de seis años.

Hasta el domingo pasado se habían identificado más de 300 pacientes envenenados, con entre 100 y 400 miligramos de plomo por litro de sangre. El Gobierno de Fengxiang ha prometido tratamiento médico gratuito para todos los niños.

La presencia de cantidades excesivas de plomo en el cuerpo puede dañar los sistemas nervioso y reproductivo, aumentar la tensión arterial y causar anemia. En casos graves, también puede provocar convulsiones, un coma o incluso la muerte. Los efectos del plomo son bastante más graves en los niños que en los adultos.

El director general de Dongling, Sun Hong, aseguró que el Gobierno del condado de Fengxiang se ha comprometido a reubicar en un plazo de tres años a todas las personas que viven en un radio de 500 metros alrededor de la fábrica. Pero el alcalde de la localidad de Changqing, Pu Yiming, se quejó de que, hasta ahora, "de las 581 familias que ya deberían estar reubicadas, sólo 156 han sido trasladadas a otras casas".