China.-La activación de dos regiones del cerebro predice el éxito en el aprendizaje de una segunda lengua, según estudio

Actualizado 25/01/2011 11:22:11 CET
Actualizado 25/01/2011 11:22:11 CET

China.-La activación de dos regiones del cerebro predice el éxito en el aprendizaje de una segunda lengua, según estudio

(((Noticia embargada hasta las 21:00 horas de hoy)))

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La actividad en dos regiones del hemisferio izquierdo del cerebro podría ayudar a predecir lo bien que los niños pueden aprender una segunda lengua, según un estudio de la Universidad de Hong Kong en China que se publica en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Aunque los estudios de imágenes han sugerido la presencia de una firma neural para el bilingüismo, sin embargo, los investigadores siguen sin identificar un circuito cerebral que subyace a la capacidad para aprender una lengua no nativa.

Los científicos, dirigidos por Li Hai Ta, utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional para controlar la actividad del cerebro en niños de lengua china de 10 años de edad a los que se les pedía que realizaran una tarea léxica en inglés.

Los niños habían comenzado a aprender inglés como segunda lengua a los 6 años pero tenían un conocimiento avanzado del idioma en el momento del estudio. Mientras los niños decidían si una palabra que se les mostraba era o no una palabra inglesa, como 'panda', los autores realizaron un escáner cerebral en los niños.

Un año después, los autores volvieron a evaluar las habilidades de lectura en inglés en los participantes utilizando una prueba de inglés estándar. La actividad en dos regiones del hemisferio izquierdo del cerebro, el núcleo caudado y el giro fusiforme, correlacionaban con lo bien que los niños identificaban las palabras inglesas. Además, la actividad en estas regiones predecía las habilidades en la lectura del inglés en los niños, que fueron medidas un año antes del escáner.

Por ello, los autores sugieren que la actividad en el circuito caudado izquierdo-fusiforme podría ayudar a predecir lo bien que los niños pueden aprender un segundo lenguaje.