Cerebro, ¿dónde se toman las decisiones de valor?

Publicado 10/05/2019 7:49:46CET
GIL COSTA (CHAMPALIMAUD CENTRE FOR THE UNKNOWN)

   MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   Neurobiólogos de la Universidad de California en San Diego (UC San Diego), Estados Unidos, han identificado el área del cerebro responsable de las decisiones de valor que se toman en base a experiencias pasadas. El autor principal, Takaki Komiyama, profesor de Neurociencias en la División de Ciencias Biológicas y la Escuela de Medicina, dice que los datos de decenas de miles de neuronas revelaron un área del cerebro llamada corteza retrosplenial, o RSC, que no se conocía anteriormente por la "toma de decisiones basada en valores", un comportamiento animal fundamental que se ve afectado por afecciones neurológicas, que van desde la esquizofrenia a la demencia y la adicción.

   Dicha toma de decisiones no es del tipo que encontramos, por ejemplo, al navegar por los semáforos, que son señales externas que dictan nuestras decisiones de conducción de automóviles. Más bien, Komiyama, el autor principal Ryoma Hattori y sus colegas encontraron que la RSC es la región de origen para tomar decisiones como dónde comprar nuestro café de la mañana. Cuando visitamos una cafetería, nuestro valor subjetivo de la tienda se actualiza según nuestra experiencia en la RSC, donde el valor se mantiene hasta la próxima vez que salimos a tomar un café.

   "Cuando tienes dos cafeterías para elegir, nadie te dice a cuál ir. Confías en el valor interno para elegir una sobre la otra --detalla Komiyama, miembro fundador de la Facultad del Instituto de Ciencia de Datos--. Podría ser relevante en aplicaciones clínicas la forma en que el cerebro mantiene esta información de valor y cómo podría ser diferente en estados saludables y de enfermedad".

   El equipo de la investigación, publicada este jueves en la revista 'Cell', detectó simultáneamente más de 500 neuronas en seis regiones del cerebro en ratones. Los datos resultantes de más de 45.000 grabaciones les permitieron comparar cómo se procesa la información relacionada con el valor en cada área del cerebro. Este vasto conjunto de datos les llevó a la RSC, un área en la capa externa del cerebro conocida como la corteza, que conecta una variedad de redes y funciones cerebrales.

   "Encontramos que la RSC, que anteriormente no había sido estudiada en el contexto de la toma de decisiones basada en valores, mostraba la información de valores más fuerte de manera más persistente en el tiempo. Eran características únicas", apunta Komiyama.

   Para confirmar si se utiliza la información del valor en la RSC para la toma de decisiones, los investigadores desactivaron la RSC mediante una técnica llamada optogenética, que utiliza proteínas activables por la luz para manipular la actividad neuronal. Los resultados mostraron que estos roedores no recordaron lo que sucedió en experiencias anteriores.

   "Básicamente, hicimos que los ratones olvidaran la historia reciente al desactivar esta área RSC en particular", explica Hattori. Los investigadores ahora están estudiando cómo ña RSC interactúa con otros sistemas cerebrales para establecer y mantener patrones de actividad basados ??en valores. Komiyama, cuyo laboratorio genera casi un terabyte de datos por día, dice que la capacidad reciente de la ciencia para registrar y estudiar conjuntos de datos masivos abre nuevas ventanas a nuestra comprensión de las funciones neurológicas básicas.

   "Anteriormente, estos tipos de experimentos se realizaban con una neurona a la vez, lo que era fácil de analizar --dice Komiyama--. Los avances tecnológicos están permitiendo nuevos experimentos con miles y miles de grabaciones de actividad neuronal que pueden estar relacionadas con varias características del comportamiento. Estoy seguro de que todavía estamos arañando la superficie de estos datos complejos, por lo que el próximo nuevo desafío es el análisis de grandes datos".