El cerebro controla el sueño REM para regular la temperatura del cuerpo

Publicado 20/06/2019 17:22:50CET
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MILAN ILIC - Archivo

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Neurocientíficos de la Universidad de Berna (Suiza) han descubierto que una pequeña población de neuronas dentro del hipotálamo, llamadas neuronas de la hormona concentradora de melanina (HCM), juegan un papel crítico en la forma en que el cuerpo humano modula la expresión del sueño REM en función de la temperatura ambiente.

En su trabajo, publicado en la revista 'Current Biology', han evidenciado que los ratones aumentan el sueño REM cuando la temperatura de la habitación se calienta hasta el extremo más alto de su zona de confort, de forma similar a lo que se ha demostrado para el sueño humano. Sin embargo, los ratones diseñados genéticamente que carecen del receptor para la HCM ya no son capaces de aumentar el sueño REM durante el calentamiento, como si estuvieran ajenos a esa temperatura.

En el sueño REM, el cerebro está muy activo, pero también se entra en estado de paralización y se pierde la capacidad de termorregular o mantener constante la temperatura corporal. "Esta pérdida de termorregulación en el sueño REM es uno de los aspectos más peculiares del sueño, sobre todo porque tenemos mecanismos finamente afinados que controlan la temperatura de nuestro cuerpo mientras estamos despiertos o durante el sueño no REM", explica el autor principal del trabajo, Markus Schmidt.

El experto ha demostrado que el sueño REM es una estrategia conductual que desplaza los recursos de energía de la defensa termorreguladora hacia el cerebro para mejorar muchas funciones cerebrales. De acuerdo con esta asignación de energía del sueño, los mamíferos han desarrollado mecanismos para aumentar el sueño REM cuando se minimiza la necesidad de controlar la temperatura del cuerpo o, más bien, para sacrificar el sueño REM cuando se pasa frío. "Tenemos mecanismos neuronales para modular dinámicamente la expresión del sueño REM en función de nuestra temperatura ambiente", detalla Schmidt.

Esta es la primera vez que se ha descubierto que un área del cerebro controla el sueño REM como una función de la temperatura ambiente. "Nuestro descubrimiento de estas neuronas tiene implicaciones importantes para el control del sueño REM. Muestra que la cantidad y el momento del sueño REM están en sintonía con nuestro entorno inmediato cuando no necesitamos termorregular. También confirma cómo el sueño onírico y la pérdida de la termorregulación están estrechamente integrados", concluye el científico.

Contador