Una cepa de 'E. coli' de aves de corral puede causar infecciones en el tracto urinario

E. Coli, escherichia coli
ALISSA ECKERT AND JENNIFER OOSTHUIZEN/CDC
Publicado 21/09/2018 18:16:31CET

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La cepa de 'Escherichia coli' (E. coli) ST131, encontrada en productos minoristas de pollo y pavo, puede causar una amplia gama de infecciones en las personas, principalmente en su tracto urinario, según un estudio publicado en la revista 'mBio', editada por la Sociedad Americana de Microbiología.

Los investigadores sabían que 'E. coli' podía pasarse de persona a persona. Sin embargo, este estudio, 'Escherichia coli ST131-H22 as a Foodborne Uropathogen', proporciona evidencia de que esta bacteria que 'acecha' en los productos avícolas frescos se puede pasar a las personas, dando lugar a infecciones de la vejiga y otras afecciones graves.

Hasta el momento, no se sabía cómo las personas contraen infecciones por 'E. coli' ST131. Por eso, un equipo de investigación multicéntrico dirigido por Lance B. Price, director del Centro de Acción de Resistencia a los Antibióticos (ARAC, por sus siglas en inglés), con sede en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington (Estados Unidos), muestra que existen múltiples cepas, y que ésta en particular puede pasarse a las personas a través de carne de ave contaminada.

Price y sus colegas, incluidos los del Translational Genomics Research Institute (TGen), llevaron a cabo un estudio longitudinal de un año en el que analizaron pollo, pavo y cerdo al por menor comprados en cada cadena de supermercados importante en Flagstaff, Arizona. Durante el mismo año, el equipo también recolectó y analizó aislamientos de orina y sangre tomados de pacientes atendidos en el Flagstaff Medical Center.

E. COLI ST131-H22

El equipo encontró 'E. coli' en casi el 80 por ciento de las 2.452 muestras de carne y en el 72 por ciento de los cultivos de orina y sangre de los pacientes. 'E. coli' ST131 fue el tipo más común en personas infectadas, y también estuvo presente en las muestras de carne. Después, el equipo tuvo que descubrir cuán estrechamente relacionadas estaban estas bacterias entre sí o, aún más importante, si las personas las habían adquirido a través de las aves de corral.

Para averiguarlo, Price y su equipo estudiaron los genomas de las células de 'E. coli'. Descubrieron que casi todos los 'E. coli' ST131 en los productos avícolas pertenecían a una cepa particular llamada ST131-H22 y transportaban genes que ayudan a 'E. coli' a prosperar en las aves. Se encontró que esta misma cepa adaptada para las aves de corral estaba causando infecciones urinarias en las personas.

"En el pasado, podríamos decir que la 'E. coli' de las personas y las aves de corral estaba relacionada entre sí, pero con este estudio, podemos decir con más confianza que 'E. coli' pasó de aves de corral a ser humano, y no viceversa", asevera Price.

Ahora, los investigadores están trabajando para medir qué proporción de infecciones del tracto urinario podría estar causada por 'E. coli' transmitida por los alimentos al observar todas las cepas, no solo ST131. "Esta no es una pregunta fácil de responder, sino extremadamente importante", concluye el investigador.

Contador