Las células de grasa tienen su propio ritmo circadiano y cambian de función durante el día, según estudio

Ombligo, tripa, abdomen, adelgazar, cintura, grasa
GETTY/WAVEBREAKMEDIA LTD - Archivo
Publicado 25/02/2019 16:56:44CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las células de grasa en el cuerpo humano, conocidas como células adiposas, tienen sus propios relojes internos y exhiben ritmos circadianos que afectan a funciones metabólicas críticas, según ha revelado una nueva investigación publicada en la revista 'Scientific Reports'.

Los investigadores, dirigidos por el doctor Jonathan Johnston de la Universidad de Surrey, realizaron el primer análisis de los ritmos circadianos en la grasa humana extraída de personas aisladas de los cambios ambientales diarios.

Los ritmos circadianos son cambios de aproximadamente 24 horas gobernados por los relojes internos del cuerpo. La desalineación de los 'relojes humanos' entre sí y el medio ambiente se cree que es un importante contribuyente a la obesidad y la mala salud. Las células grasas desempeñan un papel importante en el cuerpo, ya que actúan como depósitos de energía y controlan el metabolismo y el apetito a través de la secreción de hormonas.

Durante este estudio único, siete participantes se sometieron a ciclos regulados de sueño y vigilia antes de ingresar al laboratorio, donde mantuvieron esta rutina durante tres días más. Después, los participantes experimentaron una rutina constante de 37 horas durante las cuales no sufrieron cambios diarios en los ciclos de luz-oscuridad, alimentación rápida y sueño-vigilia. Se tomaron biopsias de tejido graso a intervalos de seis horas y luego se realizó un análisis de la expresión génica.

Los investigadores identificaron 727 genes en el tejido graso que expresan su propio ritmo circadiano, muchos de los cuales realizan funciones metabólicas clave. Se identificó una clara separación en los ritmos genéticos con aproximadamente un tercio en la mañana y dos tercios en la noche.

Las transcripciones de horas pico se asociaron con la regulación de la expresión génica y la biología del ácido nucleico (vital para el funcionamiento celular), mientras que las transcripciones de horas pico se correlacionan con la actividad redox y el metabolismo de los ácidos orgánicos.

Estos ritmos, que son independientes de factores externos como la luz y la alimentación, demuestran que los genes dentro de las células de grasa completan naturalmente sus funciones en diferentes momentos del día, lo que podría afectar a los procesos metabólicos.

Contador