Las células se comunican entre sí para modificar la respuesta inmune y permitir el embarazo

Publicado 21/11/2018 7:56:33CET
PIXABAY/HIOAHELSEFAG - Archivo

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un estudio del 'Human Cell Atlas' sobre el embarazo temprano en humanos ha demostrado cómo la función del sistema inmunitario materno se ve afectada por las células de la placenta en desarrollo. Investigadores del Instituto Wellcome Sanger, la Universidad de Newcastle y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, utilizaron enfoques genómicos y bioinformáticos para mapear más de 70.000 células individuales en la unión del útero y la placenta, lo que reveló cómo las células se comunican entre sí para modificar la respuesta inmune y permitir el embarazo.

Publicado en la revista 'Nature', este trabajo presenta estados celulares nuevos e inesperados en el útero y la placenta, y muestra qué genes se activan en cada célula. Las ideas de esto nos ayudarán a comprender qué conduce a un embarazo exitoso y qué puede salir mal durante los abortos espontáneos o preeclampsia -- aparición de hipertensión arterial y proteinuria, es decir, presencia de proteínas en la orina--.

Mantener un embarazo saludable puede ser difícil a veces, ya que muchas mujeres sufren de abortos espontáneos o dan a luz bebés nacidos muertos y otras tienen problemas como la preeclampsia. Las raíces de muchos de estos problemas ocurren en las primeras semanas del embarazo, cuando se forma la placenta.

El feto crea una placenta que le rodea en el útero para proporcionar nutrientes y oxígeno. La placenta está en contacto con la madre donde se implanta en el revestimiento del útero, lo que se conoce como la decidua, para crear un buen suministro de sangre a la placenta. La investigación sobre la interfaz entre la madre y el feto podría ayudar a responder a muchas preguntas vitales, incluso cómo se modifica el sistema inmunológico de la madre para permitir que tanto la madre como el feto en desarrollo puedan coexistir, pero hasta ahora no se había estudiado bien esta área.

Para comprender esta área, los investigadores estudiaron más de 70.000 células individuales de embarazos del primer trimestre. Usando la secuenciación de ARN y ADN de una sola célula, identificaron las células maternas y fetales en la decidua y la placenta, y encontraron cómo estas células interactuaban entre sí. Descubrieron que las células fetales y maternas estaban utilizando señales para comunicarse entre sí, y esta conversación permitió que el sistema inmunitario materno apoyara el crecimiento fetal.

IDENTIFICACIÓN DE LOS GENES ACTIVOS EN CADA CÉLULA

El doctor Roser Vento-Tormo, primer autor del artículo del Instituto Wellcome Sanger, señala: "Por primera vez, hemos podido ver qué genes están activos en cada célula de la decidua y la placenta, y hemos descubierto cuál de estos podría modificar el sistema inmunitario materno. Las células fetales de la placenta se comunican con las células inmunitarias de la madre para asegurar que la placenta se implante correctamente. Esto permite que el feto crezca y se desarrolle normalmente".

Utilizando métodos basados en microscopía, los científicos también pudieron identificar la ubicación de los nuevos estados celulares en las diferentes capas de la decidua. Vieron cómo los bloques biológicos de la placenta, llamadas células trofoblásticas, invaden el revestimiento del útero de la madre y hacen que el tejido cambie de estructura, creando el suministro de sangre para el feto en desarrollo.

El profesor Muzlifah Haniffa, autor de la Universidad de Newcastle, agrega: "Este estudio solo fue posible gracias al recurso de biología del desarrollo humano, que proporciona tejidos para permitir la investigación con el fin de comprender el desarrollo humano y ayudar a mejorar la salud. Nuestro estudio de células individuales nos ha mostrado la composición celular exacta de la decidua y la placenta por primera vez, y cómo se comunican las células de la placenta en desarrollo y el útero. Esto tiene enormes implicaciones para comprender qué sucede en un embarazo normal y para estudiar qué puede salir mal en enfermedades como preclampsia y aborto involuntario".

El profesor Ashley Moffett, autor en la Universidad de Cambridge, agrega: "La formación de la decidua es vital para un embarazo exitoso y nuestro estudio ha revelado subtipos de células completamente nuevos dentro de la decidua. Aclarar más profundamente qué hace cada una de estas células ayudará a para comprender cómo la respuesta inmunitaria materna ayuda a lograr un embarazo exitoso".

Comprender esta área también tiene implicaciones para el estudio de los cánceres. Las células tumorales pueden usar mecanismos similares para evadir el sistema inmunológico y extraer un nuevo suministro de sangre para proporcionar nutrientes y oxígeno para el crecimiento del tumor.