Cataluña.- El mosquito tigre ya habita en el 18% de los municipios de Cataluña

Actualizado 16/05/2011 12:44:50 CET
Mosquito Tigre
GENERALITAT DE CATALUÑA

BARCELONA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El mosquito tigre ha colonizado ya el 17,9% de los municipios catalanes, después de que se haya detectado su presencia en 170 de las 947 localidades de esta comunidad, lo que representa una dispersión exponencial desde que se detectaron los primeros ejemplares en 2004.

Los datos, recogidos en el documento que marca la estrategia para la prevención y el control de esta especie en CataluÑa, elaborado por una comisión interinstitucional de la que forman parte la Conselleria de Salud y la de Agricultura y Medio Natural de la Generalitat, especifica que el insecto ya se encuentra en 16 comarcas, la mayoría de ellas en la provincia de Barcelona.

A pesar de ello, el mosquito tigre se ha expandido también en municipios de la costa de Girona y Tarragona, lugares que concentran la mayor proporción de meses con temperaturas mínimas por encima de los 10 grados centígrados --el mínimo que necesita esta especie para completar su ciclo reproductivo--.

Los 170 municipios se alcanzaron durante 2010, antes de la campaña anual que se inicia a lo largo del mes de mayo y se prolonga hasta septiembre, cuando se registra la máxima expansión del insecto --que completa su ciclo vital en solo 10 días--.

La estrategia del Govern señala que es necesario "replantear y actualizar" las acciones desarrolladas hasta el momento, con el objetivo de minimizar la densidad y la dispersión del mosquito, las molestias que produce y mejorar la prevención de que actúe como un vector de transmisión de enfermedades.

De hecho, el documento de la Generalitat recuerda la posibilidad de que el mosquito transmita enfermedades producidas por virus como el Chikunguña y el dengue, si bien recuerda que dicha probabilidad es "actualmente baja" y cada vez es mayor el conocimiento que se tiene de esta problemática.

Para frenar la proliferación del insecto lo más efectivo es evitar la puesta de huevos y el crecimiento de las larvas acuáticas, algo que solo se consigue eliminando los puntos de agua donde crecen, habitualmente acumulaciones en recipientes que se dejan a la intemperie.

El mosquito tigre --'Aedes albopictus'-- tiene una autonomía de vuelo de 400 metros, pero normalmente solo pasa de los 150, por lo que lo lógico es encontrarlos cerca de su punto de cría --si bien se ha demostrado que algunos ejemplares lograron trasladarse a zonas lejanas utilizando vehículos particulares--.