Investigadores catalanes redefinen las preleucemias y su tratamiento

Actualizado 29/12/2010 14:03:27 CET

BARCELONA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Hospital del Mar de Barcelona han liderado un estudio multicéntrico internacional que ha logrado redefinir el síndrome mielodisplásico (SMD), una dolencia de la sangre también conocida como preleucemia, y su tratamiento.

La investigación, publicada en la revista 'Leukemia', arroja datos de referencia sobre los parámetros que determinan la evolución del síndrome y describe cambios citogenéticos en el cromosoma 5 (5q-), que tienen valor pronóstico.

Hematólogos citogenetistas de Austria, Alemania, Japón, Estados Unidos y España, todos ellos miembros del grupo Cytogenetics MDS Working Group (MDS Foundation), han participado en el estudio y análisis de una serie de 541 pacientes, la muestra más grande en un estudio con pacientes con esta anomalía.

Los hallazgos de este grupo de expertos podrían suponer un antes y un después para los pacientes afectados por esta enfermedad, ya que no sólo redefinen la enfermedad, sino que confirman los buenos resultados de un tratamiento del que se había desaconsejado el uso a causa de efectos indeseados que ahora se han desestimado.

"Poder disponer de un tratamiento que ayude a normalizar la vida de estos pacientes y que mejore su calidad de vida es una buena noticia", ha celebrado el coordinador del estudio, Francesc Solé, del grupo de expertos MDS Foundation.

Y ha añadido: "Hace unos años se desaconsejó el uso de este fármaco a causa de la sospecha de que producía una mayor tasa de evolución a leucemia aguda".

Desde entonces, los pacientes afectados por SMD se quedaron huérfanos de tratamiento. "Con los resultados de este estudio, hemos confirmado que los pacientes con SMD y tratados con Lenalidomida no padecen más leucemias que los afectados por SMD sin tratamiento, ya que estas leucemias forman parte de la historia natural de la evolución de la enfermedad y algunos pacientes la sufrirán, tomen o no el fármaco", ha argumentado el experto.

Por contra, los pacientes con SMD mejoran mucho las alteraciones sanguíneas que padecen hasta el punto de que el 70% de ellos en dos meses dejan de tener que hacerse transfusiones continuadas.

Los síndromes mielodisplásicos son un grupo de enfermedades de la sangre y la médula ósea y presentan un bajo número de células sanguíneas sanas. El origen de la dolencia es una anomalía en las células madre de la medula ósea, las responsables de fabricar las células de la sangre, que imposibilitan que éstas se conviertan en glóbulos blancos, rojos y plaquetas.