Actualizado 24/01/2011 11:17 CET

La cifra de fumadores catalanes es la más baja en 30 años

Fumador, tabaco
EP

BARCELONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La cifra de fumadores en Cataluña es ahora la más baja en 30 años, sobre todo gracias a la primera ley antitabaco de 2006, si bien todavía fuman diariamente el 28 por ciento de las personas, según datos de la Conselleria de Salud de la Generalitat a los que ha tenido acceso Europa Press.

Las cifras revelan que en 2006 era el 29,4% la población que fumaba, un 1,4% más que en 2010, mientras que el porcentaje de la población exfumadora también ha crecido desde el 19,7% de los catalanes hasta el 24,7%.

Además, los que fuman también fuman menos, como evidencia que se ha pasado de un 41,2% de fumadores que consumían más de 20 cigarrillos al día a un 35,4%.

En este contexto, la venta de cigarrillos por cápita se ha reducido desde el máximo registrado en 2005 de 2.541 cigarrillos por persona hasta los 2.030 de 2009, si bien también es cierto que el aumento de ventas de picadura de tabaco ha sido "muy acusado" entre 2008 y 2009.

Estas cifras han tenido un reflejo directo en la salud de los catalanes, y la Conselleria calcula que ahora mueren 400 personas menos cada año por causas atribuibles al tabaquismo, si bien el tabaco todavía mata a unas 8.600 personas cada año, el 15% del total de muertes de personas mayores de 35 años.

AUMENTAN LAS PETICIONES DE AYUDA

Desde la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco, durante las dos primeras semanas de enero, las peticiones de ayuda para dejar de fumar han repuntado ligeramente, en especial en las atenciones realizadas desde el número de teléfono específico habilitado por la Conselleria.

En concreto, Sanitat Respon ha recibido 261 llamadas, ocho veces más que en el mismo periodo de 2007, y una proporción importante para las 3.300 llamadas que recibió el número durante todo 2010.

Los fumadores que desean abandonar el tabaco en Catalunya también pueden acudir a un centro de atención primaria, o a alguna de las 23 unidades especializadas --que atienden a unas 2.000 personas al año--.

En declaraciones a Europa Press, el director de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge (Barcelona), Josep Maria Ramon, que atiende a unas 500 personas al año, ha señalado que durante las dos primeras semanas sí han notado un ligero incremento de la gente interesada en dejar de fumar, "pero no excesivo".

Si cada mes reciben en torno a los 40 pacientes, este mes rozan los 60, ha explicado, si bien este aumento es habitual durante el mes de enero, cuando más gente hace nuevos propósitos.

Las unidades especializadas combinan el tratamiento farmacológico con el psicológico y, tras una decena de sesiones individuales, el porcentaje de éxito se sitúa alrededor del 60%, ha señalado Ramón.