Actualizado 24/05/2022 18:44

Casi el 28% de los españoles presenta un caso probable de ansiedad y el 21%, de depresión

Mujer sentada en un sillón pensado. Depresión.
Mujer sentada en un sillón pensado. Depresión. - ISTOCK/ SAM THOMAS

Un estudio analiza cómo aspectos del hogar y las relaciones con convivientes y con otras personas influyen en el bienestar

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El 27,7% de los españoles presenta un caso probable de ansiedad y el 21,5% de depresión, mientras que el 19,5% ha experimentado ideación suicida en el último mes, según un estudio presentado este martes por el Consejo General de la Psicología, la Psicofundación e Ikea.

Además, el 45% de las 2.128 personas que han participado en el estudio 'Hogares con psicología' dicen tener problemas percibidos de sueño, un problema más habitual entre quienes conviven con menores, y el 12,1% siente soledad de manera muy frecuente.

Aunque casi el 70% de los encuestados afirman experimentar bienestar y cerca del 40% dicen que está felices --en una escala de 1 a 7, se sitúan entre el 6 y el 7--, los datos sobre psicopatología son preocupantes, según Silvia Berdullas, CEO del Consejo General de la Psicología y responsable del estudio.

"Venimos de un momento en el que se han roto los vínculos, las relaciones sociales", ha explicado Berdullas en rueda de prensa al referirse al impacto que ha tenido la pandemia del Covid-19 en la salud mental de los españoles, tanto por la situación de incertidumbre y el riesgo sobre la propia vida y la vida de seres queridos, como por el confinamiento y el distanciamiento social.

Pese a esta problemática, "no hay una atención suficiente a la salud mental desde el ámbito público, casi todo recae en el ámbito privado", ha lamentado al resaltar que la sanidad pública en España cuenta con solo cinco psicólogos por cada 100.000 habitantes, una cifra "irrisoria" si se compara con los 18 de media de la Unión Europea o los 26 de la OCDE.

"Y no invertir en salud mental tiene un riesgo muy importante, porque se pierden también recursos económicos; en España invertimos un 2,2% del PIB y va a ir a más", ha advertido.

UNA VIVIENDA ORDENADA Y CON LUZ NATURAL

La parte positiva que muestra el estudio 'Hogares con psicología' es que "desde el hogar podemos actuar con elementos que nos lleven a tener un mejor bienestar", ha señalado, por su parte, la directora de Sostenibilidad de Ikea, Mónica Chao.

El informe revela que hay cuestiones relativas a la propia vivienda, como el tamaño, el orden, que se encuentre en buen estado o disponer de espacios independientes o de intimidad, que tienen un claro impacto en el bienestar y otras variables como la ansiedad.

También es fundamental para el bienestar la funcionalidad, que cuente con espacios naturales cercanos, que tenga un buen olor percibido, que sea silenciosa o que tenga un mayor número de habitaciones con luz natural.

UN 21% TIENE MALAS RELACIONES CON LOS VECINOS

En cuanto a las relaciones dentro del hogar, las personas que presentan un mayor bienestar son aquellas que realizan muchas actividades de forma conjunta y con frecuencia en su hogar y que conviven únicamente con su pareja.

Igualmente, las buenas relaciones con los vecinos, el hecho de recibir visitas de amigos y familiares y sentir que se cuenta con una buena red de apoyo social en caso de tener problemas o estar enfermos son aspectos clave para un buen nivel de bienestar emocional.

La encuesta indica que el 94,1% considera que sus relaciones dentro del hogar son buenas o muy buenas, con pocos conflictos, pero esta percepción disminuye en el caso de las relaciones con vecinos, con las que el 21,1% está nada o poco satisfecho.

Con respecto a variables sociodemográficas, el estudio muestra que cuanto mayor es la edad de las personas, su nivel de ingresos y el hecho de ser hombre, mayores son los niveles de bienestar. Por el contrario, soportar una carga económica por encima de lo recomendado, ser mujer y convivir con niños y adolescentes se han relacionado con un menor bienestar.

En este punto, Berdullas ha apostado por analizar las causas de que las mujeres expresen un menor grado de satisfacción o felicidad. "Puede tener que ver con los roles, con la carga de la casa, el trabajo y los hijos", ha comentado.

FALTA DE ESPACIOS ABIERTOS Y DE ALMACENAMIENTO

Ante la pregunta de cuáles son los principales motivos de satisfacción de la vivienda, los tres principales son: tengo el mobiliario que necesito (76,9%), hay suficiente luz natural (76,3%) y tengo la intimidad que necesito (68,1%).

En cuanto a los principales motivos de insatisfacción de la vivienda, son: no hay suficientes elementos de almacenamiento (37,2%), las vistas no me gustan (33,9%) y no dispongo de espacios abiertos o exteriores (33,2%).

Así, el estudio está acompañado por un decálogo con un conjunto de acciones que se pueden llevar a cabo para mejorar el propio bienestar emocional, como mantener la casa ordenada, ventilarla y usar ambientadores para que haya buen olor y mantenerla bien conservada.

Asimismo, los autores ven conveniente potenciar la luz natural para reducir la incidencia de problemas como la ansiedad y la depresión o, en el caso de que sea escasa, usar cortinas o estores que permitan regular la luz exterior y apostar por colores claros o neutros. También ven conveniente tener un ambiente silencioso, estar cerca de espacios naturales o verdes y poner plantas dentro de casa.

Por último, aconsejan cuidar las relaciones con los convivientes, cultivar relaciones sociales numerosas y de calidad, disfrutar de espacios a solas y de intimidad y buscar ayuda psicológica profesional si es necesario para manejar el estrés, la preocupación, la tristeza, la irritabilidad o el dolor.

MÁS ATENCIÓN PSICOLÓGICA Y MENOS PSICOFÁRMACOS

Sin embargo, las personas encuestadas para el estudio que afirmaron seguir un tratamiento psicológico no llega al 15%, según ha precisado Berdullas, que lamenta que en el ámbito público los pacientes se enfrenten a "esperas de dos o tres meses" para obtener una primera cita con un psicólogo y que después la frecuencia de las citas sea mensual "cuando hay suerte".

Como consecuencia de ello, "la tendencia está siendo a que los tratamientos que se proponen sean de tipo farmacológico", que "no son los que recomiendan las guías de intervención", ha agregado. Según ha indicado, la falta de prevención en el ámbito de la salud mental ha llevado a que en España haya un alto consumo de psicofármacos, hipnóticos, ansiolíticos y sedantes.

Para finalizar, la directora de Sostenibilidad de Ikea ha ejemplificado cómo las empresas pueden contribuir a mejorar la salud mental de las personas. En el caso de la compañía sueca, promoviendo estudios como el presentado este martes sobre el hogar y el bienestar y aplicando los resultados obtenidos en sus tiendas y en el asesoramiento a los clientes, según Chao.

Además, Ikea ofrece servicios de atención psicológica y de trabajadores sociales a los empleados que los necesiten.

670654.1.260.149.20220524162501
Vídeo de la noticia