Actualizado 02/09/2011 13:41:41 +00:00 CET

Casi el 20% de los niños que sufre incontinencia urinaria nocturna puede seguir padeciéndola de adulto

niño durmiendo
GETTY

MADRID, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El 18 por ciento de los niños que sufre incontinencia urinaria mientras duerme, conocida como enuresis nocturna, podría seguir padeciendo esta enfermedad en la edad adulta, según una investigación alemana cuyos resultados han sido presentados este viernes en el marco del Congreso de la Sociedad Internacional de Continencia que se está celebrando en Glasgow (Reino Unido).

Estos datos sugieren que la enuresis nocturna en niños puede ser un indicador de futura nocturia -cuando la necesidad de orinar no te deja dormir- y la enuresis nocturna en la edad adulta.

"La enuresis nocturna es habitualmente una de sus mayores preocupaciones de los padres", explica la doctora Daniela Marschall-Kehrel, de la Academia Alemana de Enuresis, quien asegura que "es realmente importante recordar que en la mayoría de los casos este problema se puede tratar médicamente y que no es culpa del niño. El primer paso para ayudar a su hijo y prevenir futuros problemas es hablar con su pediatra".

Según la experta, "estos datos muestran que es realmente importante buscar tratamiento para lograr el bienestar general del niño, pero también para reducir el posible impacto en el futuro puesto que no tratar este desarreglo puede tener un impacto negativo sobre la salud mental del niño y conducir al desarrollo de desarreglos psicológicos y sociales".

El estudio sometió a 1.201 adultos a un cuestionario según su grado de relación y más del 53 por ciento de los participantes declaró padecer nocturia, el 18 por ciento relató síntomas corrientes de enuresis nocturna y casi el 29 por ciento restante actuó como grupo de control.

En comparación con el grupo de control, los resultados demostraron que la enuresis nocturna en la niñez era un fuerte indicador de futura enuresis nocturna en adultos y la enuresis nocturna en niños también se manifestó como indicador para los síntomas de nocturia en la vida adulta.

IMPACTO DE LA NOCTURIA

La importancia de estas conclusiones se refuerza con una investigación adicional, también presentada en esta reunión, realizada por el área de Atención Primaria de Boston (Estados Unidos) que pasó un cuestionario entre 5.503 adultos, para investigar el impacto de la nocturia sobre la calidad de vida.

El estudio reveló que la nocturia tiene un impacto comparable a otras enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes o la artritis. Esto también sugiere que la necesidad de acudir frecuentemente al baño durante la noche aumenta la probabilidad de que estos pacientes sufran depresión, especialmente si hablamos de hombres jóvenes y mujeres.

NO ES UN TRASTORNO PSICOLÓGICO

Para el profesor asociado de la Universidad de Barcelona y jefe clínico del servicio de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona), Santiago García-Tornel, "los padres y los profesionales todavía tienen conceptos erróneos sobre los significados, recientemente aprobados, de la incontinencia".

Muchos padres desconocen que la enuresis nocturna es una enfermedad crónica. Casi la mitad de ellos ignoran el problema, retrasando su intervención hasta que su hijo moja la cama al menos cinco veces por semana. Además, el 80 por ciento cree erróneamente que el estrés y las preocupaciones son la causa principal de la enuresis en los pequeños.

"Los trabajos señalan una vez más que la enuresis no es un trastorno psicológico y que, por lo tanto, no debería estar incluida en el DSM IV-TR, la biblia de los psiquiatras y, por desgracia, parece que tampoco será retirada de la próxima edición DSM-V", detalla el doctor, para quien "el niño enurético debe ser tratado por el especialista con tratamiento médico adecuado y sólo en contados casos requieren, en sus inicios, la participación de un psicólogo".