Casi 170 millones de niños no se vacunaron contra el sarampión en los últimos 8 años

vacuna, recurso, niño
MC2 JESSE B. AWALT/WIKIMEDIA - Archivo
Publicado 25/04/2019 10:33:29CET

   MADRID, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 169 millones de niños no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión entre 2010 y 2017, lo que supone un promedio de 21,1 millones de niños al año sin inmunizar, según estimaciones realizadas por Unicef.

   En los tres primeros meses de 2019, se registraron más de 110.000 casos de sarampión en todo el mundo, casi un 300 por ciento más que en el mismo período del año pasado. Se calcula que en 2017 murieron de sarampión unas 110.000 personas, en su mayoría niños, lo que representa un aumento del 22 por ciento con respecto al año anterior.

   "El terreno para los brotes mundiales de sarampión de los que somos testigos hoy en día se estableció hace años. El virus del sarampión, que es muy contagioso, siempre encontrará niños no vacunados. Si realmente queremos evitar la propagación de esta peligrosa pero prevenible enfermedad, debemos vacunar a todos los niños, tanto en los países ricos como en los pobres. Es fundamental no solo aumentar la cobertura, sino también mantener las tasas de vacunación para crear un paraguas de inmunidad", señala la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, sobre estos datos.

   Se necesitan dos dosis de la vacuna para proteger a los niños de la enfermedad. Sin embargo, Unicef lamenta que debido a "la falta de acceso, los sistemas de salud deficientes, la complacencia y, en algunos casos, el temor o el escepticismo respecto de las vacunas", la cobertura mundial de la primera dosis de la vacuna contra el sarampión fue del 85 por ciento en 2017, una cifra que se ha mantenido relativamente constante en el último decenio a pesar del crecimiento de la población.

   La cobertura mundial de la segunda dosis es "mucho menor", con un 67 por ciento, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un umbral de cobertura de inmunización del 95 por ciento para lograr la llamada 'inmunidad de grupo'. En los países de ingresos altos, mientras que la cobertura con la primera dosis es del 94 por ciento, la cobertura para la segunda dosis desciende al 91, según los datos más recientes aportados por Unicef.

   Estados Unidos encabeza la lista de países de altos ingresos en niños que no recibieron la primera dosis de la vacuna entre 2010 y 2017, con más de 2,5 millones. Le siguen Francia y Reino Unido, con más de 600.000 y 500.000 lactantes no vacunados, respectivamente, durante el mismo período. Completan el 'top 10' Argentina (438.000), Italia (435.000), Japón (374.000), Canadá (287.000), Alemania (168.000), Australia (138.000) y Chile (136.000).

   En los países de ingresos bajos y medios, la situación es "crítica", advierte Unicef. En 2017, por ejemplo, Nigeria tenía el mayor número de niños menores de un año que no recibieron la primera dosis, con casi 4 millones. Le siguieron India (2,9 millones), Pakistán e Indonesia (1,2 millones cada uno) y Etiopía (1,1 millones).

   Los niveles de cobertura mundial de la segunda dosis de la vacuna contra el sarampión son "aún más alarmantes" para el organismo de la ONU centrado en la infancia. De los 20 países con el mayor número de niños no vacunados en 2017, 9 no han introducido la segunda dosis. Veinte países del África subsahariana no han introducido la segunda dosis necesaria en el programa nacional de vacunación, lo que hace que más de 17 millones de lactantes al año corran un mayor riesgo de contraer sarampión durante su infancia.

Contador