La carga microbiana es un marcador de respuesta al trasplante de microbiota fecal en enfermedad de Crohn, según estudio

Publicado 29/01/2020 15:03:19CET
El equipo que lidera la Dra. Chaysavanh Manichanh, responsable del laboratorio de Microbiota del grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR)
El equipo que lidera la Dra. Chaysavanh Manichanh, responsable del laboratorio de Microbiota del grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR) - VIHR

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores liderados por la doctora Chaysavanh Manichanh, responsable del laboratorio de Microbiota del grupo de Investigación en Fisiología y Fisiopatología Digestiva del Vall d'Hebron Instituto de Investigación (VHIR), han demostrado que cuanto menor es la carga microbiana de la mucosa intestinal, mayor es la probabilidad de éxito del trasplante de microbiota fecal como tratamiento para la enfermedad de Crohn (EC).

La enfermedad de Crohn, una de las dos formas principales de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), es una afección crónica hasta el momento incurable y de etiología desconocida cuya prevalencia se espera que aumente exponencialmente en la próxima década. La disbiosis, o desequilibrios en la microbiota intestinal, junto con la predisposición genética del huésped, factores ambientales como la dieta y el uso de antibióticos, y las respuestas inmunes desreguladas contribuyen al origen y la evolución de la patología.

La remisión de la enfermedad de Crohn se puede lograr mediante el trasplante de microbiota fecal (TMF). Sin embargo, este procedimiento tiene una tasa baja de éxito (30%), lo que podría atribuirse a la falta de comunicación entre la mucosa intestinal del receptor y la microbiota del donante, según han apuntado varios estudios. Esta observación podría explicarse en parte por la naturaleza multifactorial de la EII, como una predisposición genética a las respuestas inmunes proinflamatorias y por la disfunción de la barrera intestinal que evita que los microorganismos trasplantados colonicen la mucosa intestinal receptora.

Con el fin de superar estas limitaciones, en su trabajo, publicado en la revista 'EBioMedicine', los investigadores del VHIR utilizaron un modelo de tejido de explante humano y un modelo de experimentación animal 'in vivo' para examinar y validar los cambios en la mucosa intestinal del receptor al entrar en contacto con una suspensión fecal (FS) obtenida de un donante sano. Se evaluó la composición del microbioma de la mucosa y la respuesta de los tejidos.

"En el estudio mostramos que una baja carga microbiana en los tejidos receptores es un factor que favorece la respuesta antiinflamatoria asociada a la colonización microbiana y por tanto, contribuye al éxito del TMF en pacientes con enfermedad de Crohn. La colonización de la microbiota fecal de los donantes fue más exitosa en tejidos que tenían bajas cargas microbianas que en aquellos con altas cargas microbianas", explica Chaysavanh Manichanh.

Además, las muestras de donantes deben contener una abundancia relativa tan baja como sea posible de tres bacterias: 'Bacteroides', 'Parabacteroides' y 'Enterococcus faecalis', que se ha demostrado que están asociadas con la liberación de citoquinas proinflamatorias. En conclusión, los resultados obtenidos indican que "la estrategia para garantizar una colonización exitosa sería seleccionar a pacientes en remisión o someterlos a una remisión clínica y a aquellos que tienen una baja carga microbiana del tejido", concluye Manichanh.

Contador

Para leer más