Actualizado 06/04/2011 14:10:38 +00:00 CET

Cardiólogos piden que sea obligatorio hacer cursos de resucitación cardiopulmonar para renovar el permiso de conducir

En el centro de la  imagen el doctor Ignacio Fernández Lozano, presidente de la
EUROPA PRESS

Resaltan la aparición de nuevos fármacos frente al tradicional 'Sintrom' que "revolucionarán" los tratamientos

SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta Directiva de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Ignacio Fernández Lozano, ha anunciado que la entidad que dirige ha trasladado a los grupos parlamentarios del Senado una propuesta para que los cursos de resucitación cardiopulmonar (RCP) "sean obligatorios" de cara a la renovación de los permisos de conducir.

En el marco de la X Reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias que está celebrando este miércoles en Sevilla la SEC, Fernández Lozano ha avanzado a Europa Press que los grupos del arco parlamentario de la Cámara Alta están analizando dicha propuesta, "que le planteamos en diciembre pasado, precisamente en el marco de unas jornadas sobre salud cardiovascular que tanto la SEC como la Fundación Española del Corazón llevaron a cabo bajo la campaña 'Tu corazón es vital. Toma el control'.

Preguntado por el posicionamiento que los grupos parlamentarios han tenido ya al respecto de dicha propuesta, este especialista ha puntualizado que se trata "de una propuesta inicial en la que están trabajando", si bien ha defendido la conveniencia de que se lleven a cabo cursos del tipo, "ya que son muy baratos y estamos hablando de salvar vida, algo que no tiene precio".

"Estamos intentando concienciar a las autoridades públicas de la necesidad de que se hagan cursos de resucitación cardiopulmonar en todos los organismos e instituciones posibles", ha resaltado Fernández Lozano, quien se ha mostrado seguro de que en un futuro la presencia de desfibriladores en cualquier edificio público o privado, así como el transporte público "se hará tan cotidiana como la presencia hoy en día de los extintores".

No obstante, y ya durante la presentación de esta X Reunión de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la SEC, dicho experto ha advertido de que en España el número de desfibriladores que existe "está por debajo de la media europea", en un proporción "cinco veces inferior".

Si se atiende a países como Dinamarca, cuya capital, Copenhague, ostenta el mayor número de desfibriladores en instituciones e instalaciones de todo tipo, "la proporción de este país con respecto a España es 25 veces superior, de ahí la importancia de estos dispositivos y de que se generalice este tipo de cursos, como los que vamos a llevar a cabo esta tarde con el cuerpo técnico y médico del Betis y mañana jueves a las 13.00 horas con el Sevilla Fútbol Club".

UNAS 40.000 PERSONAS MUEREN CADA AÑO DE MUERTE SÚBITA

Este especialista ha enfatizado también que anualmente se contabilizan en España "unos 40.000 casos de muerte súbita, de los entre 2.500 y 3.000 se dan en Andalucía", registrándose la gran mayoría de este tipo de óbitos en personas adultas a causa de la cardiopatía isquémica, la cual no permite que el corazón reciba la sangre necesaria a causa de la arteriosclerosis.

Aún con todo, ha dicho que el gran reto sigue estando en detectar precozmente la muerte súbita en personas jóvenes, pues en más de la mitad de los casos, la primera manifestación de la enfermedad es la propia muerte súbita. De hecho, ha alertado de que en más del 90 por ciento de estos episodios en jóvenes, la causa del fallecimiento es una arritmia cardiaca.

AVANCES DE LA GENÉTICA Y MUERTE SÚBITA EN DEPORTISTAS

Sin embargo, ha subrayado que la genética ha dado un vuelco en la prevención de la muerte súbita, la cual permite desde ahora que el diagnóstico de un paciente es habitualmente extrapolable al resto de miembros de una misma familia.

De hecho, y gracias a los estudios genéticos, ya es posible prevenir con éxito, en un 50 por ciento de los casos, los más de ocho tipos de cardiopatías hereditarias que pueden provocar muerte súbita en personas jóvenes.

Esta detección precoz de la enfermedad cardiaca se hace especialmente difícil en los deportistas que realizan ejercicio físico de mucha intensidad, pues su corazón suele ser diferente al de la población general, presentando una forma distinta y un tamaño más grande de lo habitual.

Con el fin de conocer las verdaderas causas que provocan la muerte de los jóvenes deportistas en España, la SEC ha iniciado en 2010 el 'Estudio Español de Muerte Súbita en Deportistas', en estrecha colaboración con el Consejo Superior de Deportes, la Federación Española de Medicina del Deporte y la Sociedad Española de Patología Forense.

Este registro pretende reunir todos los casos de muerte súbita que se producen en España relacionados directamente con la práctica deportiva, incluyendo exclusivamente los casos de jóvenes deportistas de edad menor o igual a 35 años que participen en cualquier actividad deportiva que requiera un entrenamiento sistemático y que compitan oficialmente.

La notificación de casos puede ser llevada a cabo por los propios familiares o por personal sanitario relacionado con el paciente a través de la web (www.secardiologia.es) o de un teléfono habilitado específicamente para ello (682 80 80 80).

De los siete millones de personas que tienen este perfil en España, se estima que se produce un episodio de muerte súbita por cada 300.000 habitantes. Se calcula que el estudio podrá llegar a recoger entre 40 y 50 casos de muerte súbita en España relacionada con el deporte, que son el número de casos de muerte súbita de este perfil que se estiman en nuestro país en un año.

"Con este estudio pretendemos llegar a establecer un criterio homogéneo en torno al diagnóstico de la muerte súbita", ha declarado al respecto Fernández Lozano.

NUEVOS FÁRMACOS

Por su parte, el jefe de la Sección de Arritmias del Departamento de Cardiología del Clínico de Barcelona, Lluís Mont, se ha referido a las novedades en el tratamiento anticoagulante que se van a presentar en esta reunión, cuya función básica es la de hacer la sangre más líquida para prevenir de la formación de coágulos y el riesgo de embolias, una de las principales complicaciones que pueden originarse en pacientes con fibrilación auricular (el tipo de arritmia más frecuente).

Entre las novedades, ha destacado la llegada de una nueva familia de anticoagulantes que, a la espera de una aprobación definitiva por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA), ya se presentan como una "clara alternativa al tradicional 'Sintrom'".

Estos nuevos anticoagulantes son el 'Dabigatran', el 'Apixaban' y el 'Ribaroxaban', fármacos que ya existen en el mercado para prevenir trombos venosos tras cirugías que requieren inmovilizar las piernas de los pacientes como sucede cuando se implanta una prótesis de rodilla o de cadera y que, según se ha demostrado, también son capaces de prevenir los trombos arteriales en enfermos del corazón.

De estos fármacos, ha resaltado que el que se encuentra más cerca de aprobación es el 'Dabigatran', "que se prevé que en junio pueda contar ya con la aprobación de la EMA y que se calcula que a finales de año ya podría estar en el mercado con esta indicación".

VENTAJAS

Entre las principales ventajas que ofrecen estos fármacos frente al 'Sintrom', ha aludido a que presentan una igual o incluso mayor eficacia en la prevención de embolias, pero con menor riesgo de hemorragias. Otra clara ventaja reseñada es afecta directamente sobre la comodidad en la administración del tratamiento, "ya que estos fármacos permiten la administración de una dosis fija" (la del 'Sintrom' ha de ajustarse a cada persona en función de una analítica que se practica al paciente cada cuatro o cinco semanas).

En la actualidad, el 'Sintrom' es el principal tratamiento anticoagulante en España y alrededor de 800.000 mil personas se medican con este fármaco en España, de las que la gran mayoría lo hacen a causa de alguna afección cardiaca, principalmente fibrilación auricular.