Actualizado 04/10/2011 15:25 CET

Los cardiólogos defienden el potencial de los nuevos 'stent' coronarios bioabsorbibles

Corazón
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE IMAGEN CARDÍACA

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Carlos Macaya, asegura que los primeros 'stent' coronarios bioabsorbibles probados en España están ofreciendo unos "prometedores" resultados en cuanto a eficacia y seguridad, lo que demuestra que pueden ser una "seria" alternativa para el futuro tratamiento de enfermos coronarios.

Así lo ha destacado en el marco del I 'Encuentro Nacional entre Profesionales de la Cardiología e Informadores de la Salud', organizado por la SEC en colaboración con la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

Cada año se implantan en España unos 120.000 'stent' mediante angioplastias para evitar el cierre de la pared arterial pero, el problema de los actuales dispositivos, según ha reconocido Macaya, es que al permanecer en el interior de los vasos sanguíneos podía provocar complicaciones en el futuro.

Sin embargo, el año pasado se implantó por primera vez en España una nueva generación de 'stent' que se degradan con el tiempo hasta llegar a desaparecer completamente del organismo del paciente en un plazo de entre dos meses y un año.

"Cuando ya está todo reparado, ya no tiene sentido que el 'stent' quede en el interior", reconoce Macaya. Además, pasado este tiempo las arterias pueden volver a dilatarse y encogerse según las necesidades del organismo.

Dicho dispositivo, desarrollado por la farmacéutica Abbott, no está comercializado y su uso es todavía experimental. De hecho, en España apenas se han implantado ocho, en los hospitales La Paz y Clínico San Carlos de Madrid, y el Hospital de Vigo, pero el doctor Macaya confía en que para 2012 pueda generalizarse su uso.

"Aún tiene que demostrar su eficacia y seguridad a largo plazo pero, por el momento, los resultados preliminares son muy buenos ya que, además, no se están viendo efectos secundarios", ha explicado.

MARCAPASOS INALAMBRICOS

Por otro lado, durante estas jornadas también se ha destacado otro de los objetivos de futuro en el desarrollo de nuevas técnicas para pacientes coronarios, como el marcapasasos sin cables o inalámbrico, que utilizan unos chip colocados en las aurículas que se comunican con el dispositivo central mediante radiofrecuencia.

Según ha explicado el director de la Unidad de Arritmias del Instituto Cardiovascular del Clínico San Carlos, Julián Villacastín, estos nuevos dispositivos evitarán todos aquellos problemas que puede causar el cableado tradicional, como infecciones o el daño de alguna pared interna.

Se estima que en España viven más de 100.000 ciudadanos con un marcapasos, que sin embargo no se podrán beneficiar de estos nuevos dispositivos ya que, como han reconocido ambos expertos, "quitar un marcapasos más difícil que ponerlo".