Publicado 29/10/2021 14:09CET

Caracterizan en Granada un tipo de células del intestino con capacidad regenerativa

Equipo de investigación del ibs.Granada
Equipo de investigación del ibs.Granada - JUNTA

GRANADA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por el grupo científico 'Inmunomodulación intestinal' del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.Granada) ha demostrado que las células mesenquimales intestinales (iMCs) humanas aisladas de intestino no inflamado poseen capacidades inmunomoduladoras y regeneradoras del tejido intestinal.

La mucosa intestinal sana se caracteriza por no generar respuestas inmunológicas exageradas frente a componentes normales de la dieta y a la microbiota comensal, lo que se conoce como tolerancia. Sin embargo, distintas enfermedades crónicas, como la enfermedad inflamatoria intestinal están relacionadas con alteraciones en este fenómeno de tolerancia, según ha informado la Junta este viernes en una nota.

Por tanto, el mejor conocimiento de los mecanismos responsables de la tolerancia de la mucosa intestinal tiene un gran valor traslacional, que puede ser "fundamental para mejorar el manejo de estas enfermedades y contribuir al desarrollo de tratamientos más eficaces y seguros". En este sentido, es conocido que las iMCs "desempeñan un papel importante en el funcionamiento normal del intestino, incluida la tolerancia de la mucosa colónica".

En esta investigación realizada en Granada se ha analizado la capacidad de las iMCs humanas para promover la regeneración epitelial intestinal y modular las respuestas inmunitarias, tanto in vitro con distintas líneas celulares, como en ratones, a los que se les ha inducido la enfermedad.

En los ensayos 'in vitro' realizados por este grupo de científicos granadinos de ibs.Granada, las iMCs humanas facilitaron la regeneración cuando se realizaba una herida en el epitelio formado por células intestinales. Asimismo, las iMCs fueron capaces de inhibir la respuesta inflamatoria en distintos tipos celulares, que incluyeron las células NCM356 de epitelio colónico, los macrófagos THP-1 y las células mononucleares de sangre periférica humana.

En ratones con colitis experimental, la administración de iMCs redujo los síntomas de la enfermedad, al mismo tiempo que mejoró el daño y la permeabilidad del tejido intestinal. Además, las iMCs disminuyeron la inflamación intestinal, lo que se evidenció por la mejora en los distintos parámetros inflamatorios evaluados.

El estudio realizado por este grupo de investigadores del área de Medicina de Precisión del ibs.Granada puede permitir el desarrollo de tratamientos para la enfermedad inflamatoria intestinal que favorezcan la regeneración del tejido dañado y restauren el funcionamiento normal del intestino, que se encuentra alterado, consiguiendo así "reducir la gravedad de la misma".