Publicado 03/11/2021 12:38CET

Caracterizan 2 endolisinas capaces de matar de forma eficiente y selectiva al 'Streptococcus pneumoniae'

Archivo - Bacterias resistentes a los antibióticos aisladas en el IRYCIS. /
Archivo - Bacterias resistentes a los antibióticos aisladas en el IRYCIS. / - JERÓNIMO RODRÍGUEZ BELTRÁN - Archivo

   MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Instituto de Química-Física "Rocasolano" (CSIC) y del CIBERES (Grupo de Junkal Garmendia), con participación de Pedro García(CIB-CSIC) investigador también del CIBERES, estudia la estructura y la capacidad antimicrobiana de dos endolisinas activas sobre Streptococcus pneumoniae, así como su relación con el doble reconocimiento de la pared bacteriana mediado por el módulo catalítico y el módulo de unión a la misma.

   Las endolisinas (mureín hidrolasas) son enzimas codificadas por bacteriófagos y se producen al final del ciclo reproductivo del fago para liberar la progenie, provocando la lisis de la pared bacteriana. Por su capacidad para inducir la muerte de la bacteria huésped actuando desde el exterior, las endolisinas constituyen una nueva clase de antimicrobianos y son una de las principales alternativas a los antibióticos clásicos en la lucha contra los patógenos multirresistentes.

   El trabajo, publicado en 'Frontiers in Microbiology' y coordinado por Margarita Menéndez, ha estudiado dos endolisinas, Skl y Pal, capaces de matar de forma rápida, selectiva y eficaz a 'S. pneumoniae', uno de los patógenos prioritarios para la investigación de nuevos antibióticos, según la Organización Mundial de Salud (OMS).

   Se ha caracterizado, por primera vez, su estructura molecular, tanto en su forma libre como en la forma unida a colina, que actúa como receptor del módulo de unión a la pared celular de neumococo en ambas endolisinas. Los residuos catalíticos y amino ácidos relevantes para el reconocimiento del sustrato o de los residuos de colina han sido caracterizados, así como la afinidad por colina y la capacidad de formar dímeros, esencial para la actividad bacteriolítica.

   Asimismo, se ha caracterizado en detalle la actividad antineumocócica de Skl, y se han explorado los mecanismos de bacteriólisis de Pal y Skl, cuyos módulos catalíticos actúan como cisteín-amidasas.

    "Conocer a nivel molecular todos estos procesos es clave para poder entender i) cómo la letalidad de una endolisina puede ser finamente modulada por las características de la envuelta de la bacteria en la zona específica de acción, y ii) imaginar formas alternativas de optimizar la actividad de cisteín-peptidasas de relevancia tanto a nivel clínico como tecnológico", explica la doctora Menéndez.

Contador