Publicado 07/04/2022 13:32

El cáncer de testículo se puede curar por completo en estadios tempranos y en un 80% en metástasis

Archivo - Hombre, pene, fecundación in vitro, vasectomía
Archivo - Hombre, pene, fecundación in vitro, vasectomía - MARGEN - Archivo

MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El doctor François Peinado, experto en Peyronie, disfunción eréctil y cirugía de pene, ha comentado que el cáncer de testículo "se cura al 100 por ciento en estadios tempranos y en un 80 por ciento en metástasis".

Representa el 1 por ciento de las neoplasias masculinas, hasta el 5 por ciento de los tumores urológicos y afecta principalmente a varones blancos entre 15 y 40 años.

"Las tasas de incidencia por edad aumentan abruptamente entre los 10 y 14 años, y alcanzan su punto máximo entre los 30 y 34 años. En el momento del diagnóstico, entre el 1 y el 2 por ciento son bilaterales. Las tasas de curación se aproximan al 100 por ciento en las fases iniciales de la enfermedad, y superan el 80 por ciento en los casos metastásicos", apunta el experto.

La incidencia más alta del tumor testicular se da en Europa, despuntando en los países del Norte o Este (Noruega, Dinamarca, Suiza, Eslovenia). El índice más bajo se da en Uganda y Tailandia. La tendencia actual en Europa es ir disminuyendo en los países con alta incidencia, y aumentando en los países con índices bajos.

FACTORES DE RIESGO

Los tumores testiculares se clasifican según su célula de origen en el testículo. Aproximadamente, el 65-75 por ciento en menores de 15 años son de células germinales, mientras que en la población adulta representan cerca del 90 por ciento.

"El cáncer testicular habitualmente se presenta como una masa escrotal unilateral indolora, tras un hallazgo casual ecográfico o como consecuencia de un traumatismo escrotal", asegura el doctor Peinado. Sin embargo, sostiene, "el dolor testicular puede ser el primer síntoma en el 20 por ciento de los casos". La ginecomastia o aumento de las mamas puede aparecer en el 7 por ciento.

Los factores de riesgo más significativos son la criptorquidia (los testículos no han descendido a la bolsa escrotal en la infancia), con un riesgo de 2 a 8 veces mayor de padecer cáncer testicular, aunque, si desciende el testículo antes de la pubertad, el riesgo disminuye a la mitad.

"Otros factores descritos como factores de riesgo en el cáncer testicular son las microcalcificaciones testiculares. Normalmente, se trata de un hallazgo incidental en una ecografía testicular", concluye.

ECOGRAFÍA TESTICULAR CON DOPPLER

En la realización de pruebas complementarias, la sensibilidad de la ecografía es casi del 100 por ciento para la detección. "Normalmente, en la ecografía testicular con doppler se visualizan los tumores benignos bien circunscritos con bordes bien definidos y con disminución del flujo vascular", explica el urólogo, quien añade que los marcadores tumorales en sangre juegan "un papel esencial" en el manejo de los pacientes, no solo para el diagnóstico y estadiaje, sino especialmente en el seguimiento postoperatorio.

Más información