Caminar aporta grandes beneficios para el dolor lumbar

Archivo - Pasear, mayores, pareja
Archivo - Pasear, mayores, pareja - SHAPECHARGE/ ISTOCK - Archivo
Publicado: jueves, 20 junio 2024 8:08

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un ensayo clínico realizado por el Grupo de Investigación sobre el Dolor Espinal de la Universidad Macquarie (Australia) ha analizado si caminar podría ser una intervención eficaz, rentable y accesible para el dolor lumbar. Los resultados se publican en la última edición de ‘The Lancet’.

El ensayo siguió a 701 adultos que se habían recuperado recientemente de un episodio de dolor lumbar y asignó aleatoriamente a los participantes a un programa de caminata individualizado y seis sesiones educativas guiadas por un fisioterapeuta durante seis meses, o a un grupo de control.

Los investigadores siguieron a los participantes durante entre uno y tres años, dependiendo de cuándo se unieron. El autor principal del artículo, Mark Hancock , profesor de fisioterapia de la Universidad Macquarie , dice que los hallazgos podrían tener un impacto profundo en cómo se maneja el dolor lumbar.

"El grupo de intervención tuvo menos episodios de dolor que limitaba la actividad en comparación con el grupo de control, y un período promedio más largo antes de que sufrieran una recurrencia, con una mediana de 208 días en comparación con 112 días", afirma el profesor Hancock. "Caminar es un ejercicio sencillo, ampliamente accesible y de bajo costo que casi cualquier persona puede realizar, independientemente de su ubicación geográfica, edad o estatus socioeconómico.

"No sabemos exactamente por qué caminar es tan bueno para prevenir el dolor de espalda, pero es probable que incluya la combinación de movimientos oscilatorios suaves, carga y fortalecimiento de las estructuras y músculos de la columna, relajación y alivio del estrés, y liberación de endorfinas".

"Y, por supuesto, también sabemos que caminar conlleva muchos otros beneficios para la salud, incluida la salud cardiovascular, la densidad ósea, un peso saludable y una mejor salud mental", señala la autora principal, la doctora Natasha Pocovi , que añade que al brindar a los participantes períodos más prolongados sin dolor, el programa fue muy rentable. "No sólo mejoró la calidad de vida de las personas, sino que redujo a aproximadamente la mitad su necesidad de buscar asistencia sanitaria y el tiempo de baja laboral", afirma.

"Las intervenciones basadas en ejercicios para prevenir el dolor de espalda que se han explorado anteriormente suelen ser grupales y necesitan una estrecha supervisión clínica y equipos costosos, por lo que son menos accesibles para la mayoría de los pacientes. Nuestro estudio ha demostrado que este medio de ejercicio eficaz y accesible tiene el potencial de implementarse con éxito a una escala mucho mayor que otras formas de ejercicio".

Para aprovechar estos hallazgos, el equipo ahora espera explorar cómo pueden integrar el enfoque preventivo en la atención rutinaria de los pacientes que experimentan dolor lumbar recurrente.