El cambio de horario afecta a la conciliación del sueño y a la salud

El cambio de horario, una de las principales causas del insomnio, según un exper
ROMÁN Y ASOCIADOS CONSULTORES DE COMUNICACIÓN
Publicado 28/03/2019 14:10:02CET

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cambio de horario es una de las causas de insomnio, según ha señalado el doctor Eduard Estivill, especialista europeo en Medicina del Sueño, quien se muestra favorable al mantenimiento del horario de invierno, argumentando que los cambios aunque sean de una hora, pueden alterar el sueño, fundamentalmente de lactantes y personas mayores.

La falta de sueño puede afectar a nuestra calidad de vida y acarrear problemas de salud, tanto a nivel físico como psicológico, por ello, el experto ha elaborado una lista con varias recomendaciones que permiten conciliar el sueño.

El estrés, dolor o cambios hormonales son las principales causas de problemas de pérdida del sueño, en este contexto el especialista ha aconsejado mantener un horario del sueño y "desconectar de cualquier dispositivo móvil dos horas antes de irnos a la cama o contar con una luz anaranjada que favorece la aparición en nuestro cerebro de melatonina". En caso de viajar, el doctor ha señalado la "importancia" de adecuar los horarios de forma paulatina al lugar de destino.

Trabajar por turnos rotativos puede tener efectos negativos para la salud como depresión, ansiedad o problemas gastrointestinales según ha afirmado el experto. Para paliar estas afectaciones el doctor ha recomendado tener un ambiente silencioso, mantener la oscuridad en la habitación, realizar siestas más largas o la ingesta de melatonina.

Además, en la adolescencia es muy común padecer el síndrome de la fase del sueño retrasada, en estos casos ha asegurado que puede servir de gran ayuda usar la melatonina con la aplicación de luz al levantarse.

Por último, el doctor Estivill ha señalado como "fundamentales" los factores ambientales, entre los que ha destacado que la temperatura de la habitación tiene que oscilar entre los 22 y 24 grados, la ausencia de luz, la comodidad y el ruido.