Actualizado 25/01/2010 17:15:14 +00:00 CET

Uno de cada tres enfermos de psoriasis puede desarrollar también artritis psoriásica, según estudio

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Entre un 5 y un 30 por ciento de los pacientes con psoriasis, uno de cada tres, puede acabar desarrollando artritis psoriásica, trastorno que puede aparecer unos meses o muchos años después del diagnóstico de la primera, según destacó el jefe de Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid, José Luis López Estebaranz, durante el curso 'Avances en el diagnóstico y tratamiento de la artritis psoriásica y sus comorbilidades'.

Además, explicó este experto, esta comorbilidad es más frecuente en personas con antecedentes familiares, con psoriasis en las uñas o que tienen grandes superficies afectadas por placas psoriásicas. "Sin embargo, en ocasiones no hay ningún signo que dé la pista sobre que ese paciente vaya a desarrollar una artritis psoriásica posterior", reconoció.

En la mayoría de casos, tiene un factor reumatoide negativo y aparece con diferentes formas de manifestación articular, "desde una oligoartritis asimétrica, polimalformación simétrica que es la más frecuente, hasta una manifestación axial o una espondilitis y en los caso mas severos puede dar lugar a artritis mutilantes".

Al presentar a la vez ambas enfermedades, el doctor López Estebaranz insistió en la importancia de utilizar fármacos que sean eficaces en las manifestaciones cutáneas y articulares, unas condiciones que no todos reúnen. En estos casos, aseguró, el tratamiento más indicado es el realizado con fármacos biológicos, que han demostrado eficacia y seguridad para tratar ambas enfermedades inflamatorias.

En estos trastornos, los dermatólogos son los que tienen que estar especialmente alerta ya que las manifestaciones articulares suelen aparecer de manera posterior a las cutáneas, y son ellos los que van a detectar la patología. Igualmente, es necesaria la coordinación entre especialistas para un correcto manejo del enfermo.

De hecho, en el citado curso, en cuya organización colaboró Pfizer, han intervenido para cubrir el enfoque multidisciplinar que se busca en el abordaje integral de estos pacientes, dermatólogos, reumatólogos, cardiólogos y radiólogos.