Actualizado 19/01/2011 19:56 CET

Cada semana mueren dos niños por lesiones de tráfico en España, según un estudio

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cada semana mueren dos niños por lesiones de tráfico en España, la mayoría son niños mayores de cuatro años que no utiliza ningún sistema de retención, según se desprende de un estudio del Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) sobre la accidentalidad en niños, que trata de incrementar las precauciones para evitar estos siniestros.

Asimismo, el trabajo, que recoge Plataforma Sinc, destaca que las lesiones de tráfico infantiles representan el 5 por ciento de los incidentes de este tipo que se producen en España. Basándose en datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), sus autores denuncian que la mitad de los menores de un año viaja con sujeciones "inadecuadas" en el coche y, entre los 4 y 6 años, sólo el 11 por ciento lleva el cojín elevador adecuado.

En este sentido, critican que del conjunto de niños españoles con edades comprendidas entre los 7 y 9 años, "sólo el 20 por ciento viaja sujeto y con el cinturón de seguridad, mientras que los sistemas que utilizan no están adaptados a su peso y altura".

"El estudio sobre la accidentalidad en niños nos permite hacer algunas recomendaciones importantes como elegir sistemas de retención homologados y adecuados al peso y altura del niño, hasta los 36 kilos o el metro y medio de altura, aproximadamente hasta los 12 años", explica el investigador del IDIAP, Carlos Martín.

"NUNCA LLEVAR A UN BEBÉ EN BRAZOS"

Otras de las recomendaciones del estudio insisten en no llevar "bajo ningún concepto" a un bebé en brazos. "Se ha demostrado que en una frenada o un accidente, a 60 kilómetros por hora, puede hacer un efecto de peso mil veces superior al del bebé, siendo imposible sujetarlo y protegerlo", afirma.

El experto también recuerda la necesidad de "activar el cierre de seguridad del coche, y no colocar objetos pesados o de gran tamaño en la bandeja trasera del coche ya que dificulta la visión y en caso de frenazo o choque, puede caer y hacer daño a los niños".

Según indica, el objetivo del trabajo es concienciar a la población sobre la necesidad de mejorar los sistemas de sujeción de los niños en los coches y mejorar su seguridad. Su próximo objetivo, anuncia, será realizar trípticos informativos para la Fundación Mutual del Conductor para alertar sobre las prácticas incorrectas de seguridad infantil en los vehículos