Actualizado 14/11/2011 18:33 CET

Hasta uno de cada cuatro pacientes con esclerosis múltiple incumple su tratamiento después de 6 meses

Acto Sobre Esclerosis Múltiple
MERCK SERONO/EP

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La falta de adherencia al tratamiento de los pacientes con esclerosis múltiple es uno de los temas que más preocupa a los profesionales sanitarios encargados de su seguimiento, sobre todo porque entre un 13 y 27 por ciento de estos afectados no cumplen con su medicación apenas seis meses después de comenzar a tomarla.

Así lo ha asegurado el jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, Rafael Arroyo, durante un almuerzo de prensa organizado por Merck Serono para informar sobre el panorama actual y los retos de esta enfermedad, que afecta a 35.000 personas en España.

Según ha explicado Arroyo, el tiempo de duración del tratamiento influye de forma significativa en la adherencia ya que "si el seguimiento continúa hasta 5 años, la no adherencia pueda aumentar significativamente".

"Si a esto se suma que el primer tratamiento tiene mejor adherencia que un segundo o un tercero tras un fracaso previo, el cumplimiento puede deteriorarse mucho con el paso de los años", añade este especialista.

Factores como la cronicidad y complejidad del tratamiento, la edad, olvidos a la hora de administrarse la medicación influyen en esa falta cumplimiento que tiene, a su vez, una clara repercusión en el empeoramiento neurológico.

El más frecuente es el olvido en la administración del tratamiento, ya que hay estudios que demuestran que está detrás de hasta el 50 por ciento de los pacientes con fallos.

En este sentido, según el doctor Arroyo, la posibilidad de utilizar dispositivos electrónicos de administración como 'Rebismart', de Merck Serono, que permite recordar al paciente la fecha de la última administración y le guía durante el proceso de inyección, suponen "un gran paso adelante en optimizar la adherencia".

Además, el historial de dosis puede consultarse en todo momento en la memoria del dispositivo, lo que permite que tanto la enfermera como el neurólogo puedan hacer un seguimiento "muy preciso" del tratamiento.

La satisfacción con este dispositivo no procede sólo de los propios profesionales, ya que una encuesta 'on-line' reciente entre pacientes que utilizan 'Rebismart' ha revelado que el 65 por ciento de ellos apreciaron las ventajas del dispositivo, y sus rasgos innovadores fueron considerados como "útiles" o "muy útiles" por entre el 80,8 y el 95,2 por ciento de los pacientes.

Asimismo, y en esta búsqueda de nuevas fórmulas de administración sencilla, la farmacéutica alemana ha anunciado la presentación de un nuevo dispositivo para pacientes que no son candidatos a utilizar 'Rebismart', como la nueva pluma 'RebiDose', de uso único y desechable, que supone "otro paso más en la individualización y la comodidad del tratamiento para el paciente".

"El desarrollo del nuevo dispositivo 'RebiDose' es un ejemplo más del compromiso de Merck Serono con los pacientes de esclerosis múltiple, no sólo proporcionando fármacos eficaces, sino también los avances más modernos en tecnología de inyecciones, con el objeto de simplificarles su tratamiento, ofreciéndoles diferentes sistemas de administración, con el objetivo de mejorar así su calidad de vida", ha comentado Luis de la Fuente, Director de la Unidad de Neurología de Merck en España.