Una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama se ha sentido sola o desorientada en algún momento del tratamiento

Actualizado 17/10/2012 14:41:15 CET
EUROPA PRESS

La mitad de estas pacientes no son atendidas aún por equipos multidisciplinares

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama reconoce haberse sentido sola, desinformada o desorientada en algún momento del tratamiento, según se desprende de una encuesta 'on line' realizada por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) a 1.318 pacientes que tenían este tumor o que ya lo habían superado.

Además, el 66 por ciento de las encuestadas tenía menos de 50 años, un hecho que refleja que cada vez son más jóvenes las mujeres que padecen este tipo de cáncer. Y es que, según ha recordado la presidenta de la AECC, Isabel Oriol, cada año se detectan unos 20.000 nuevos casos en España, aunque las cifras no son del todo reales dado que no existe estadísticas nacionales sobre la incidencia que tiene este cáncer.

No obstante, a pesar de que la mitad de las mujeres encuestadas considera suficiente la información recibida en el momento del diagnóstico, son todavía "muchas" las que en algún momento se han sentido desinformadas o desorientadas. "Este dato es muy significativo y quiere decir que los profesionales sanitarios y las asociaciones de pacientes tenemos todavía mucho por hacer", ha recalcado Oriol.

En este sentido, uno de los aspectos más importantes para los expertos a la hora de conseguir que estas pacientes tengan pleno conocimiento de la enfermedad, de las terapias a las que va a ser sometida y, por tanto, se sientan orientadas, es la presencia de equipos multidisciplinares compuestos por ginecólogos, cirujanos, oncólogos médicos, oncólogos radioterapéuticos, radiólogos, enfermeros, gestores de casos y psicólogos.

"Es imprescindible que todas las mujeres diagnosticadas sean tratadas por un equipo multidisciplinar que incluya expertos en cirugía plástica o reparadora y en la discusión de los casos antes de decidir el primer tratamiento", ha comentado el presidente del Comité Técnico Nacional (CTN) de la AECC, Josep Tabernero.

Aunque en España más de la mitad de los hospitales cuentan con equipos multidisciplinares, según ha asegurado el presidente del Grupo Español de Investigación del Cáncer de Mama (GEICAM), Miguel Martín, "menos" del 50 por ciento de las mujeres con este tipo de tumor son atendidas por estos equipos.

Dicho esto, Martín ha señalado que una de las principales causas por las que las mujeres no se sienten del todo informadas es por el "estado de shock" en el que se encuentran en el momento de conocer el tumor, que les impide darse cuenta de toda la información que se les está aportando. Sin embargo, entre las encuestadas, 6 de cada 10 reconoce ser consciente de que su caso o historia clínica ha sido vista por un equipo multidisciplinar.

Por ello, los especialistas han destacado la necesidad de que informar a las mujeres de todos los aspectos relacionados con este tipo de cáncer incluso antes de que lo padezcan. "Hay que mejorar la información antes de que la enferma sea realmente enferma", ha recalcado el presidente del GEICAM.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la vicepresidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), Montserrat Domènech, quien ha subrayado la importancia de acudir a los programas de detención precoz disponibles en todas las comunidades autónomas. "La población debe conocer lo que se está cociendo porque cada vez vamos a ver a más mujeres con cáncer de mama", ha advertido.

Por otra parte, los datos de la investigación han reflejado que el ginecólogo fue el que confirmó el diagnóstico de cáncer de mama al 41 por ciento de las mujeres, seguido del cirujano en un 30 por ciento de los casos. Además, fue un bulto en el pecho el motivo por el que el 65 por ciento de las mujeres acudió a su médico de Atención Primaria o ginecólogo.

MENOS DE UN MES DESDE LA DETENCIÓN HASTA EL TRATAMIENTO

Respecto a la rapidez en el comienzo de las terapias, el estudio realizado por la AECC ha mostrado que el tiempo de espera desde la sospecha del cáncer hasta el tratamiento fue inferior a un mes para el 52 por ciento de las pacientes encuestadas.

Asimismo, de aquellas que fueron diagnosticadas a través de un programa de detección precoz, el 66 por ciento conservó la mama, y en aquellas que fueron diagnosticadas hace menos de dos años se observa una tendencia decreciente en la realización de mastectomías --50,9 por ciento de mastectomías entre las encuestadas diagnosticadas hace más de dos años, frente a 44,6 por ciento en las diagnosticadas hace menos de dos años--.

En relación a la prueba del ganglio centinela --una de las principales prácticas del tratamiento del cáncer de mama en España--, el 74 por ciento de las mujeres encuestadas asegura que se les realizó la prueba, frente a un 17,7 por ciento que dice que no se lo hicieron y un 5 por ciento que reconoce que le informaron de que en su caso esta prueba no era necesaria.

Por último, el presidente de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM), Carlos Vázquez, ha recordado la necesidad de que las mujeres de entre 58 y 60 años se realicen una mamografía cada dos años para detectar cuanto antes un posible caso de cáncer de mama.