Actualizado 16/02/2010 13:56 CET

Uno de cada cuatro enfermos de psoriasis sufre discriminación en su trabajo, según estudio

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La psoriasis es una enfermedad de la piel con un fuerte impacto anímico y emocional en los pacientes que la padecen, como demuestra que uno de cada cuatro asegure haber sufrido discriminación en sus centros de trabajo, según los resultados de un estudio avalado por la Federación Internacional de Asociaciones de Pacientes con Psoriasis (IFPA, en sus siglas en inglés), en colaboración con Abbott.

Esto demuestra que "la psoriasis no sólo es una enfermedad dermatológica, sino que afecta en todos los ámbitos de la vida del paciente", también en el entorno laboral, ya que un tercio asegura que este trastorno afecta a su comportamiento laboral y merma su desarrollo profesional.

En dicha encuesta participaron más de 11.000 pacientes de 17 países, incluido España, y las conclusiones revelan que la mitad de los afectados asegura que la psoriasis repercute en su estado anímico y emocional, y un 40 por ciento dice que nunca volverán a ser los mismos aunque la psoriasis desaparezca.

Además, este impacto se acentúa en las personas que padecen una psoriasis severa o en aquellas en las que ha aparecido a una edad temprana. De este modo, en el sector más joven de los encuestados (entre 18 y 24 años), los porcentajes se disparan. Un 43 por ciento de los pacientes en este intervalo de edad afirma que su comportamiento tanto en los estudios como en el trabajo no es el mismo y la mitad ven afectada su autoestima y la confianza en sí mismos.

Según los datos que maneja la IFPA, la psoriasis afecta a unas 125 millones de personas en todo el mundo, 650.000 de ellas en España. Pese a que la gravedad de la enfermedad puede variar, el 25 por ciento de las personas la padecen de forma moderada a severa. Además, hasta un 30 por ciento de los pacientes con psoriasis desarrollan artritis psoriásica.