Uno de cada cinco conductores de vehículos adaptados sufre molestias tras una hora de conducción, según estudio

Actualizado 22/06/2009 20:26:12 CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cerca de uno de cada cinco usuarios de vehículos adaptados sufre molestias después de conducir durante una hora, según aseguró el director de la Unidad de Ingeniería de Vehículos del Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid, Ángel Martín, durante las XV Jornadas Científicas de la federación de asociaciones de personas con lesiones medulares y gran discapacidad física (Aspaym) celebradas en Madrid.

Según este experto, las principales molestias que suelen presentar son dolores y espasmos especialmente en el manejo del volante y del freno, "quizás porque sea excesivo el sobreesfuerzo por el uso de estas adaptaciones a las capacidades del usuario". A pesar de ello, Martín destacó que "tres de cada diez personas con discapacidad desconocen la existencia de estos vehículos adaptados".

Por su parte, el miembro de Aspaym Madrid, Miguel Ángel Toledo, denunció "el uso fraudulento" de las tarjetas de estacionamiento para personas con discapacidad-, así como las diferencias existentes para aparcar con la misma, que "difieren de un lugar a otro ya que las competencias son municipales y cada administración local la aplica de forma diferente".

Para Toledo, estas desigualdades provocan "confusiones" a los conductores con movilidad reducida, ya que en unos sitios se puede estacionar en zona de carga y descarga o en zona azul, lo que "obliga a conocer la normativa que se aplica en cada localidad".

Otro problema, denunció, son las averías en las autopistas, ya que la normativa establece que nadie puede ir dentro de un coche que se traslada en una grúa aunque, si el coche se estropea y detiene en el arcén, la persona con lesión medular debe desplegar la rampa para salir del vehículo y, con ello, invadir la calzada de la autovía "con el peligro que ello supone".

También se refirió a los distintos problemas que se encuentran las personas con movilidad reducida a la hora de coger un ticket de las máquinas de aparcamiento en zona verde o azul, o las condiciones del seguro del vehículo, "porque en ocasiones las compañías no incorporan las adaptaciones dentro de la póliza, algo que se debe exigir".