Publicado 31/05/2022 10:14

Cada año mueren 65.000 niños por enfermedades relacionadas con el humo de tabaco ajeno

Archivo - Tabaco
Archivo - Tabaco - AECC - Archivo

VALÈNCIA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Casi la mitad de todos los niños respiran aire contaminado por humo de tabaco, y cada año mueren 65.000 niños por enfermedades relacionadas con el humo de tabaco de los demás. Además, el consumo de tabaco durante el embarazo puede ocasionar además algunos trastornos de salud permanentes a los bebés, según ha señalado el neumólogo de la Clínica Galbis, el doctor Luis Cabanes.

En ese sentido, ha recalcado que el tabaco puede ser mortífero para los no fumadores y de hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la exposición al humo de tabaco ajeno también guarda relación con resultados de salud adversos, y provoca anualmente 1,2 millones de defunciones. Cada año se registran más de 8 millones de defunciones relacionadas con el consumo de tabaco.

No obstante, ha destacado que existen también evidencias sobre la reducción del riesgo de muerte por dichas enfermedades tras la cesación del consumo de tabaco y aumenta significativamente la calidad de vida. De hecho, tras 10-15 años de deshabituación tabáquica, el riesgo de cáncer de pulmón, así como de cardiopatía isquémica prácticamente se equipara al de los no fumadores.

Según el doctor Cabanes, "está claro que los beneficios de dejar de fumar sobrepasan en mucho a los riesgos asociados al incremento de peso o a los efectos adversos psicológicos que se pueden producir al dejar el tabaco, y ambos pueden evitarse con un seguimiento personalizado del proceso de deshabituación tabáquica por parte de especialistas como neumología, psicología y endocrinología".