Actualizado 12/02/2010 18:18 CET

Cada año un millón de personas en Europa sufren un síncope de origen desconocido

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Tres millones y medio de europeos sufren un síncope al año, de los cuales uno de cada tres no tienen un origen conocido. Además, muchos de estos pacientes "ni siquiera buscan consejo médico", informó hoy la Fundación Stars con motivo de su campaña de lucha contra el síncope.

La fundación explicó que el síncope "puede ser difícil de reconocer y puede llevar años antes de que se diagnostique la causa real. En ocasiones la gente se cae durante el desmayo, y puede ser difícil detectar si el síncope es más una causa que una consecuencia de la caída, además se puede llegar a confundir con la epilepsia".

Según el doctor Arribas, de la unidad de Arritmias del Hospital 12 de Octubre de Madrid, "para millones de pacientes que han sufrido síncope de origen desconocido, en ocasiones, no es fácil hacer un diagnóstico correcto", pero añadió que actualmente se recomienda para facilitar el diagnóstico, "el uso de dispositivos cardiacos subcutáneos, como el ILRs, desde el inicio de la evaluación clínica, que permiten monitorizar durante meses el ritmo cardiaco de sus pacientes mientras realizan sus actividades cotidianas".

Stars tiene como objetivo "asegurarse de que los pacientes de toda Europa puedan acceder al diagnóstico adecuado que merecen", la fundadora de STARS, Trudie Lobban, a lo que añadió que por la experiencia personal de su familia, sabe que "la vida con síncope puede ser dura, pero la falta de diagnóstico y tratar con el desconocimiento lo hace incluso más aterrador y frustrante."

Desde la página de la fundación,'www.stars-es.eu', los pacientes pueden descargar una lista de posibles causas de síncope, aportando información y preguntas para ayudar a los pacientes a prepararse para una cita para revisar el corazón, también pueden aprender sobre síncope y los dispositivos de monitorización a través de documentos informativos.

Para su nueva campaña, Stars cuenta con la imagen del actor Roger Moore, quién sufre de ritmo cardíaco irregular. El actor insta a la gente con síncope de origen desconocido, o desvanecimientos, que "preste atención a su propio corazón si sufre o ha sufrido desmayos sin causa aparente, ya que le puede indicar que algo va mal con su corazón".