Una de cada 10 personas tiene experiencias cercanas a la muerte... ¿qué son realmente?

Actualizado 01/07/2019 9:23:51 CET
Experiencias cercana a la muerte
Experiencias cercana a la muerteGETTY IMAGES / SHARON DOMINICK - Archivo

   MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las experiencias místicas cercanas a la muerte en las que las personas reportan una variedad de síntomas espirituales y físicos, incluidas sensaciones extra-corpóreas, alucinaciones visuales o auditivas, pensamientos acelerados y distorsión del tiempo, afectan aproximadamente al 10% de la población, según un nuevo estudio que analizó a participantes de 35 países.

   Estas experiencias cercanas a la muerte (NDE, por sus siglas en inglés) son igualmente comunes en personas que no están en peligro inminente de muerte, como en aquellas que han experimentado situaciones potencialmente mortales como ataques cardíacos, accidentes automovilísticos, situaciones de casi ahogamiento o guerras.

   Los nuevos hallazgos han sido presentados en el 5º Congreso de la Academia Europea de Neurología (EAN) por investigadores del Rigshospitalet, el Hospital Universitario de Copenhague y la Universidad de Copenhague, en Dinamarca; el Centro de Investigación de Accidentes Cerebrovasculares, en Berlín (Alemania) y la Universidad Noruega de Tecnología en Trondheim, en Noruega.

   Las experiencias más frecuentemente reportadas por los participantes en su estudio incluyeron: percepción de tiempo anormal (87%), velocidad excepcional de pensamiento (65%), sentidos excepcionalmente vívidos (63%) y sensación de estar separados de su cuerpo o fuera de él (53%).

   El grupo de estudio que informó sobre las ECM describió de diversas maneras que se sentían en paz total, se les 'chupaba' el alma, escuchaban a los ángeles cantar, eran conscientes de que estaban fuera de su cuerpo, veían su vida pasar a gran velocidad ante ellos y estaban en un túnel oscuro antes de llegar a una luz.

   Otros hablaron de estar al tanto de la presencia de otra persona antes de dormirse, o de un demonio sentado en su pecho mientras estaban paralizados, incapaces de moverse.

   El equipo reclutó a 1.034 laicos de 35 países a través de una plataforma de 'crowdsourcing' en línea (para eliminar el sesgo de selección) y les preguntó si alguna vez habían tenido una ECM. Si respondían "sí", se les pedía más detalles, utilizando una herramienta de evaluación de cuestionario detallada llamada Escala de Experiencia de Muerte Cercana de Greyson, que pregunta sobre 16 síntomas específicos.

   Un total de 289 personas informaron una ECM, y 106 de ellas alcanzaron un umbral de 7 en la escala de ECM de Greyson (lo que confirma una ECM verdadera). Alrededor del 55% percibió la ECM como una verdadera amenaza para la vida y el 45% no era realmente una amenaza para la vida.

   Lejos de ser una experiencia placentera asociada con sentimientos de paz y bienestar, como han informado algunos estudios anteriores, el nuevo estudio encontró una tasa mucho mayor de personas que informaron que su ECM era desagradable.

   En general, de todas las personas que reportaron una ECM, el 73% dijo que era desagradable y solo el 27% dijo que era agradable. Sin embargo, en aquellos con una puntuación de 7 o más en la escala de ECM de Greyson (una ECM confirmada), esto cambió a un 53%, lo que indica una experiencia agradable y un 14% una desagradable.

   Sobre la base de la información obtenida de estudios anteriores, los investigadores encontraron una asociación entre las ECM y la intrusión del sueño con Movimiento Rápido de los Ojos (REM) en la vigilia.

   El sueño REM es una fase del ciclo del sueño donde los ojos se mueven rápidamente, el cerebro está tan activo como cuando alguien está despierto, los sueños son más vívidos y la mayoría de las personas experimentan un estado de parálisis temporal, ya que el cerebro envía una señal a la columna vertebral que sirve como cordón para detener el movimiento de brazos y piernas.

   Cuando el sueño REM se entromete en la vigilia, algunas personas reportan alucinaciones visuales y auditivas y otros síntomas como parálisis del sueño, donde se sienten conscientes pero no pueden moverse. La intrusión de sueño REM en la vigilia fue más común en personas con puntuaciones de 7 o más en la escala de ECM de Greyson (47%) que en personas con puntuaciones de 6 o menos (26 por ciento), o en aquellas por debajo del umbral sin tales experiencias (14%).

   "Nuestro hallazgo principal es que confirmamos la asociación de experiencias cercanas a la muerte con la intrusión del sueño REM. Aunque la asociación no es causalidad, identificar los mecanismos fisiológicos detrás de la intrusión del sueño REM en la vigilia podría avanzar nuestra comprensión de las experiencias cercanas a la muerte", apunta e el investigador principal, el doctor Daniel Kondziella, neurólogo de la Universidad de Copenhague.

Explica que la prevalencia del 10% de ECM era más alta que en estudios anteriores realizados en Australia (8%) y Alemania (4%), lo que podría explicarse por el hecho de que se habían realizado con supervivientes de paros cardíacos en lugar de personas no seleccionadas, como en este estudio.

   El doctor Kondziella confirma que su estudio reproduce los hallazgos de un estudio anterior de 2006 que había sido acusado de sesgo selectivo, pero el nuevo estudio abordó esos fallos potenciales al reclutar a través de una plataforma de crowdsourcing.