Publicado 26/11/2021 12:37CET

Los bulos sobre la migraña afectan más a los jóvenes y a los adolescentes en su calidad de vida

Carmen Funes durante la presentación de la campaña 'Mi Migraña sin Bulos'
Carmen Funes durante la presentación de la campaña 'Mi Migraña sin Bulos' - SEDENE

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los mitos que circulan sobre la migraña afectan más a los jóvenes, quienes tienen poca información sobre esta patología y acceso limitado a los profesionales sanitarios, según se ha puesto de manifiesto durante la presentación de la campaña 'Mi Migraña sin Bulos', en el marco del XXVIII Congreso de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (SEDENE) e impulsada por esta sociedad científica y por el
Instituto #SaludsinBulos, en colaboración con Novartis.

Los expertos han destacado cómo los mitos que circulan sobre esta enfermedad estigmatizan a quienes la padecen y contribuyen a empeorar su calidad de vida y rendimiento académico. La migraña tiene mayor impacto en jóvenes y adolescentes pues "es frecuente durante la infancia y hasta la pubertad, siendo tres veces más común en mujeres que en hombres a partir de los 30-35 años, coincidiendo con el pico de prevalencia", según ha explicado la doctora Alicia Alpuente, neuróloga de la Unidad de Cefalea del Hospital Universitari Vall d'Hebron de Barcelona.

En este sentido, un estudio de este hospital, publicado en la revista 'International Headache Society', ha recogido que sufrir migraña se relaciona en adolescentes con una peor calidad de vida, la presencia de dificultades de atención y más absentismo escolar. Los autores de este trabajo concluyeron que es necesario llevar a cabo iniciativas educacionales para solucionar este problema.

"Los pacientes con migraña tienen peor calidad de vida, en general, por el impacto que la enfermedad supone en su entorno personal, familiar y social. Evitan o reducen ciertas actividades sociales o familiares por miedo a tener un ataque. Y, en particular, pacientes pediátricos y adolescentes, que viven un momento vital de cambios, pueden sentirse estigmatizados ante la ausencia de comprensión, motivada, en la mayoría de los casos, por el desconocimiento de la enfermedad por parte del entorno que los rodea", ha advertido Alpuente.

Así, la campaña 'Mi Migraña sin Bulos' pretende ayudar a aumentar la concienciación y el reconocimiento social de esta infradiagnosticada y discapacitante patología mediante la creación de materiales gráficos para redes sociales basados en el humor, dirigidos principalmente a jóvenes y adolescentes, y el desarrollo
de un cómic.

"Vivimos en un momento de gran acceso a información, pero, en ocasiones, con una gran carencia de validez científica. Por este motivo, hemos decidido unirnos desde nuestra sociedad al Instituto #SaludsinBulos para mejorar el acceso a una información correcta sobre las migrañas", ha reconocido la presidente de SEDENE, Carmen Funes Molina.

Una de las consecuencias de la falta de comprensión hacia las personas con migraña, según indican las organizaciones, es el presentismo, permanecer en el aula o en el puesto de trabajo pese a encontrarse mal y acusar una muy baja productividad.

"Los más jóvenes están expuestos a muchos bulos relacionados con la salud, que les llegan a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, y no suelen acceder a información fiable como la que proporciona un profesional sanitario o un medio de comunicación. Por ese motivo, es importante acercarse a su lenguaje y sus canales, como pretende esta campaña, y concienciarles sobre la importancia de que no se guíen de los consejos de salud que les dé su entorno, aunque haya lazos de afecto, sino un profesional sanitario", ha asegurado Carlos Mateos, coordinador del Instituto #SaludsinBulos.

Contador