Publicado 15/12/2020 13:26CET

Buenos resultados preliminares del primer paciente con deficiencia en piruvato quinasa tratado con terapia génica

Buenos resultados clínicos preliminares del primer paciente con deficiencia en piruvato quinasa tratado con terapia génica.
Buenos resultados clínicos preliminares del primer paciente con deficiencia en piruvato quinasa tratado con terapia génica. - CIBER DE ENFERMEDADES RARAS

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los resultados preliminares positivos del primer paciente tratado en el ensayo clínico de terapia génica para la deficiencia en piruvato quinasa (PKD) sugieren que el medicamento desarrollado podría suponer un cambio radical en el tratamiento de la deficiencia en piruvato quinasa, ya que corrige esta enfermedad rara en sus orígenes, el defecto genético que la provoca.

Estos resultados, que se presentaron el pasado 6 de diciembre en el congreso anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), han demostrado que el medicamento huérfano desarrollado por el consorcio del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER) y el Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) es bien tolerado y seguro, y ha incrementado los valores de hemoglobina y otros parámetros característicos de la hemólisis característica de estos pacientes a valores de normalidad, haciendo al paciente independiente de transfusiones.

PKD es un trastorno hematológico que varía de anemia leve a potencialmente mortal. El medicamento desarrollado, designado como medicamento huérfano por las agencias reguladoras europea y americana (EMA y FDA, por sus siglas en inglés), ha sido el resultado del trabajo de más de 15 años coordinado por José Carlos Segovia, jefe de la Unidad de Diferenciación y Citometría, de la División de Terapias Innovadoras dirigida por Juan Bueren, del Departamento de Investigación Básica del CIEMAT.

Los resultados de este ensayo clínico, obtenidos después de tres meses de seguimiento, ha sido también gracias al fruto de tres tesis doctorales, presentadas por los ya doctores Nestor W. Meza (2005), María García Gómez (2012) y Sergio López Manzaneda (2016). Además, han colaborado gran cantidad de integrantes de la unidad y de la división, especialmente Susana Navarro y Oscar Quintana.

Además, su desarrollo a nivel clínico es posible gracias a una estrecha colaboración público-privada con la empresa biofarmacéutica Rocket Pharmaceuticals, con sede en Nueva York (Estados Unidos), que ha puesto los recursos humanos, técnicos y económicos necesarios para poder llevar el medicamento desarrollado al ensayo clínico.

Los investigadores destacan que esta terapia génica ex vivo sobre progenitores hematopoyéticos, mediado por vectores lentivirales, ha sido llevado a cabo en las instalaciones del Hospital de la Fundación Jiménez Díaz por el doctor José Luis López Lorenzo, investigador principal del ensayo clínico en pacientes adultos y coordinador de la Unidad de Transplante Hematopoyético del Servicio de Hematología que dirige la doctora Pilar Llamas, con el soporte de la Unidad de Investigación Clínica del IIS-FJD.

"El hospital ha puesto al servicio de la ejecución de este primer tratamiento todos los recursos necesarios, con la importante dificultad añadida de llevarlo a cabo en plena época de pandemia de COVID-19", destacan en una nota.

¿QUÉ ES LA DEFICIENCIA EN PIRUVATO QUINASA?

La deficiencia de piruvato quinasa (PKD) es un trastorno monogénico de los glóbulos rojos poco común que resulta de una mutación en el gen PKLR, que codifica la enzima piruvato quinasa, un componente clave de la vía glucolítica de los glóbulos rojos. Las mutaciones en el gen PKLR dan como resultado una mayor destrucción de glóbulos rojos y el trastorno varía de anemia leve a potencialmente mortal. La PKD tiene una prevalencia estimada de 3000 a 8000 pacientes en los Estados Unidos y la Unión Europea.

Los niños son el subgrupo de pacientes más común y más gravemente afectado. Los tratamientos actualmente disponibles incluyen esplenectomía y transfusiones de glóbulos rojos, que se asocian con defectos inmunitarios y sobrecarga crónica de hierro.