El brillo de la luz en un compuesto de metal de hace 66 millones de años mata a las células cancerosas

IRIDIO CON SU CAPA ORGÁNICA QUE SE ENGANCHA A LA PROTEÍNA ALBÚMINA
UNIVERSIDAD DE WARWICK
Publicado 04/02/2019 18:17:18CET

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El brillo de la luz en el compuesto de Iridium, un metal de hace 66 millones de años mata las células cancerosas, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Warwick (Reino Unido), publicado en la revista 'Angewandte Chemie International Edition'.

El tratamiento del cáncer con luz, denominado terapia fotodinámica, se basa en compuestos químicos llamados fotosensibilizadores que la luz puede encender para producir especies oxidantes capaces de matar a las células cancerosas.

Gracias al recubrimiento químico especial que utilizaron, el grupo Warwick pudo conectar iridium a la proteína sanguínea albúmina, la cual posteriormente brillaba con mucha intensidad para que pudieran rastrear su paso a las células cancerosas, donde convirtió el oxígeno de las células en un forma que los mató.

La molécula recién formada no solo es un excelente fotosensibilizador, sino que es capaz de administrarla en el núcleo dentro de las células cancerosas. El compuesto inactivo se puede encender por irradiación de la luz y destruir las células cancerosas desde su centro.

La luminiscencia brillante del fotosensibilizador de iridio permitió su acumulación en el núcleo de las células tumorales y su activación condujo a la muerte de las células cancerosas en tiempo real con un microscopio. "Es sorprendente que esta gran proteína pueda penetrar en las células cancerosas y administrar iridio, que puede matarlas de forma selectiva al activarse con luz visible. Si esta tecnología se puede traducir a la clínica, podría ser eficaz contra los cánceres resistentes y reducir los efectos secundarios de quimioterapia", han dicho los expertos.

Contador